La Exploración Espacial

 Reconnaissance Orbiter visita la Planeta Roja en 2005. Foto de NASA

Reconnaissance Orbiter visita la Planeta Roja en 2005. Foto de NASA

La historia de la Humanidad está asociada a la historia del progreso tecnológico. Uno de los siguientes pasos gigantescos posiblemente será la llegada del hombre al planeta Marte y el posterior establecimiento de una colonia humana. La investigación de nuestro entorno planetario más próximo nos permitirá entender mejor la historia y evolución de la Tierra.

La curiosidad, la fascinación y el instinto básico de explorar lo desconocido, junto con la alegría que proporcionan los descubrimientos, son uno de los motores que empujan al hombre a investigar lo que hay en otros mundos y buscar vida fuera de la Tierra. Los horizontes desconocidos son inspiradores y solamente si son nuestra referencia y tratamos de ir más allá de ellos podemos realizar descubrimientos fascinantes. Es un hecho que en la exploración planetaria ha habido una serie de hitos que han ido marcando los límites de la nueva frontera. Cada uno de ellos ha generado entusiasmo e involucrado nuevas generaciones de científicos e ingenieros. Ayuda a formar nuevas generaciones de profesionales innovadores. Basta recordar los acontecimientos mundiales asociados al lanzamiento del primer Sputnik (1957), primer vuelo tripulado Vostok 1 (Yuri Gagarin, 1961), llegada a la Luna con el Apolo 11 (1969) así como la exploración de los robots Marcianos Spirit y Opportunity.

La exploración del Sistema Solar está actuando como una fuerza de arrastre científica y tecnológica involucrando a científicos e ingenieros de muchos países a todos los niveles. De momento, se ha llegado solamente hasta la Luna, pero se ha incrementado tremendamente el conocimiento que tenemos sobre los Planetas del Sistema Solar. Es indudable que la investigación espacial ha generado desarrollos tecnológicos de gran impacto en nuestras vidas a diferentes escalas de tiempo como son las nuevas generaciones de comunicaciones, nuevos materiales y entornos audiovisuales.

Una misión espacial concreta puede fracasar pero lo que no fracasa nunca es el haber contribuido a generar un entorno de investigación científico y tecnológico. Desde la Universidad, esto se concreta en la formación de estudiantes con la posibilidad de una enseñanza transversal y transdisciplinar que contribuye a dotarles de una disciplina mental flexible y adaptable al entorno dinámico que vivimos actualmente.

Considero que la fascinación de la exploración espacial es contagiosa, a la vez que aporta a la Humanidad un resplandeciente deseo de entender y aprender y ofrece una fuente inagotable de preguntas sobre el Universo visto con encanto y admiración.

¿Para qué y por qué la investigación del Planeta Marte y de otros planetas?

Hay un conjunto de motivos conceptuales que se encuadran en el contexto general de la evolución de la especia humana y su medio ambiente mientras otros corresponden a la implementación misma de las misiones y los beneficios derivados:

1. El salir fuera de la Tierra nos permite entender mejor nuestros orígenes y como ha sido la evolución de las condiciones de habitabilidad. El planeta Marte con su color rojo ha estimulado la imaginación de los observadores del cielo desde las más antiguas civilizaciones y fue el símbolo del fuego y la guerra en muchas mitologías. Después de Venus, Marte es el planeta más cercano a la Tierra. De todos los planetas en el Sistema Solar, Marte siempre ha sido considerado como el más parecido al nuestro. Por ello Marte es una buena referencia para comparar su evolución con la correspondiente a la Tierra.

2. La Posible Existencia Pasada o Presente de Vida en Marte. La búsqueda de la vida en Marte es parte de una cuestión mucho más profunda como es el problema de la naturaleza y el origen de la vida. Se trata de buscar evidencias de vida pasada o presente en otros planetas para entender nuestros orígenes. Marte es actualmente un planeta helado y seco, pero hay evidencias abundantes sobre la presencia de agua liquida en la superficie en tiempos pasados. Este hecho aumenta la probabilidad que la vida o una forma de primaria de vida se haya desarrollado en Marte durante su historia temprana. En este contexto, Marte ofrece un entorno único para estudiar la evolución desde un clima húmedo a un ambiente extremo y seco, con grandes fluctuaciones de temperatura, presión atmosférica muy pequeña y radiación solar y cósmica intensa en la superficie. Entender la historia climática de Marte será de gran ayuda para estudiar nuestro propio entorno Terrestre. Un tema altamente intrigante en relación con la posible existencia pasada o presente de vida es que se ha detectado metano en la atmósfera de Marte. Debe ser producido por un proceso activo geológico o biológico. Se localiza en regiones específicas de la superficie y su existencia ha sido confirmado por observaciones repetidas.

Dada la inestabilidad del metano en la atmósfera debido a su destrucción por la radiación ultravioleta, se sugiere que debe existir un proceso continuo de producción actualmente. Todo ello indica que actualmente en Marte hay alguna actividad biológica o relacionada con el vulcanismo.

3. Los retos teóricos y experimentales asociados al proyecto son un fantástico laboratorio para desarrollar desde nuevos algoritmos en computación y simulación a ingeniosas soluciones tecnológicas. La oportunidad de participar en un proyecto de exploración espacial tiene una fascinación muy especial. Se trata de un entorno altamente interdisciplinar y transdisciplinar que involucra a científicos e ingenieros a diferentes niveles. Un proyecto espacial podemos entenderlo como un clásico problema de optimización con ligaduras. Cuando estamos en el espacio los recursos son finitos y las condiciones ambientales son muy diferentes de las existentes en la superficie de la Tierra. Tenemos las ligaduras asociadas a las limitaciones de la masa que podemos enviar, energía para el funcionamiento del sistema así como la limitación en la frecuencia y cantidad de información que podamos utilizar.

4. Prosperidad y Globalización. Las Misiones Marcianas incluyen aspectos tecnológicos, económicos y culturales que empujan los límites de las innovaciones tecnológicas y estimulan los intercambios científicos y tecnológicos entre los diferentes países. Los logros pueden ser aplicados a otros campos como es el caso de la accesibilidad a las comunicaciones por satélite y los nuevos materiales que cotidianamente hacen nuestra vida más fácil aunque no seamos conscientes de ello.

5. Invertir en Desarrollo e Innovación. La exploración espacial y la planetaria en general supone invertir en la Innovación que es el motor fundamental del desarrollo actual. La formación, experiencia y conocimiento en un campo científico y tecnológico no se pueden parar ya que en caso contrario todo el entorno asociado se convierte en obsoleto. Todo ello ha de comenzar desde la base con la educación científica que es uno de los elementos catalizadores de la exploración espacial.

Son muchos y prestigiosos los pensadores que consideran que ahora no es apropiado el embarcarse en un proyecto extraplanetario, ya que en este momento no tenemos las condiciones económicas, sociológicas y hasta filosóficas para sustentar una posible colonización de Marte. Sin embargo, está en la naturaleza del hombre explorar su entorno. Desde el primer humanoide que puso un pie fuera de la cueva, la supervivencia y la evolución del hombre como individuo y como especie está ligada al conocimiento del territorio. El entorno de nuestra cueva abarca ahora el espacio.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.