«Los investigadores rusos son líderes en bioluminiscencia»

Osamu Shimomura. Foto de AP

Osamu Shimomura. Foto de AP

El premio Nobel de química Osamu Shimomura, que participa en un concurso ruso de becas de investigación, declaró a Gazeta.ru sus planes de trabajo en Rusia, así como del alto nivel científico de los investigadores rusos que estudian la bioluminiscencia.

Osamu Shimomura, químico japonés galardonado con el premio Nobel en 2008 junto con Roger Tsien y Martin Chalfie por el descubrimiento y el desarrollo de la utilización de la proteína verde fluorescente . Se doctoró en Japón, pero vive y trabaja en Estados Unidos desde 1960. Al principio estuvo en la Universidad de Princeton y después en el laboratorio de oceanografía de Woods Hole (Massachusetts), donde hoy en día es catedrático emérito. Tiene 81 años.

¿Por qué se ha interesado por el trabajo de Rusia?

A pesar de que la elaboración de aplicaciones prácticas del fenómeno de la bioluminiscencia se esté desarrollando activamente en muchos países del mundo, las investigaciones químicas fundamentales de este fenómeno han cesado prácticamente en el mundo entero, a excepción de Rusia.

Mi especialidad directa es la química de la bioluminiscencia, un área de la ciencia fundamental de la que posteriormente surgen temas aplicados. El año pasado los investigadores rusos hicieron una gran aportación al estudio de este fenómeno, por ejemplo, al de la fotoproteína obelina. Últimamente se están llevando a cabo investigaciones muy interesantes de las lombrices siberianas bioluminiscentes.

¿Qué le parece a el nivel actual de la ciencia rusa?

Sólo puedo hablar del ámbito de mis intereses científicos. Creo que últimamente, en el campo de la química de la bioluminiscencia, los investigadores rusos son los únicos que tienen publicaciones serias que merece la pena destacar. Considero que hoy en día los rusos son líderes mundiales en el ámbito de la bioluminiscencia.

¿Por qué eligió la Universidad Federal de Siberia?

Mi gran amigo, el catedrático Iosif Guitelzon, miembro de la Academia de las Ciencias de Rusia, me llamó para trabajar allí. Teniendo en cuenta la situación de nuestra especialidad, de la que ya he hablado, decidí aceptar su oferta y aprovechar la oportunidad para colaborar con los magníficos investigadores rusos.

¿En qué tema se concentrarán sus investigaciones?

Nos dedicaremos a investigar la bioluminiscencia de los hongos. Creo que si logramos revelar el secreto del mecanismo de la luminiscencia de los hongos, será un gran descubrimiento científico que podrá aportar beneficios a la humanidad, aunque no sepamos de momento de qué manera.

El miembro de la Academia de las Ciencias de Rusia, Iosif Guitelzon, aclaró que los temas del proyecto de proteínas fluorescentes de Serguéi Lukyánov, miembro corresponsal de la Academia de las Ciencias de Rusia, y el proyecto del catedrático Shimomura sobre tecnologías bioluminiscentes, no abordan las mismas cuestiones.

“En realidad, estos proyectos investigan dos fenómenos biológicos totalmente distintos: el de Serguéi Lukyánov estudia la fluorescencia de proteínas provocada por la irradiación exterior, mientras que el proyecto de Osamu Shimomura analiza la bioluminiscencia, es decir, la irradiación propia de objetos biológicos provocada por procesos químicos interiores que no necesitan irradiación exterior. Los dos fenómenos tienen su propio mecanismo y sus áreas de aplicación”, explicó.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.