Por encima de los atascos

Este mismo agosto el servicio de helicópteros-taxi de Moscú podría dejar de ser una exótica idea para convertirse en una realidad. Y no se trata tan sólo de la planeada ampliación de la capital más allá de la carretera de circunvalación. Se espera la presentación ante el Gobierno de las primeras propuestas de vuelos sobre Moscú.

Fotos de ITAR-TASS

En la actualidad, a pesar de que esté prohibido volar por dentro de la carretera de circunvalación, este transporte tiene sus aficionados. Próxima al recinto ferial Crocus City está el “Primer helipuerto moscovita” y las tarifas están por los aires, 10.000 rublos (250 euros) por 20 minutos de vuelo. El lugar se encuentra a 500 metros de la carretera de circunvalación y a tres minutos del metro Miakínino. También es posible despegar (y aterrizar) desde la casa de campo: basta con tener al lado un terreno de 35 metros cuadrados.

Es evidente que este servicio está destinado a gente V.I.P. En toda la capital hay 15 helicópteros privados. La lista de los destinos preferidos de los pasajeros también habla por sí misma. Los vuelos más demandados son desplazamientos a aeropuertos de las afueras de Moscú (Domodédovo, Sheremétievo y Vnúkovo), sobrevuelo de los terrenos y sus alrededores por su propietario, desplazamientos a clubes de golf o náuticos y salidas de caza. A nadie se le ocurre, ni siquiera en Moscú, ir a dar una vuelta en helicóptero para impresionar a una chica guapa, pero sí hay muchos encargos para hacer escapadas a ciudades históricas como Nueva Jerusalén o Sérguiyev Posad: algunos helicópteros pueden transportar hasta trece personas, lo cual permite dividir el precio del vuelo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.