Paseo nocturno por San Petersburgo... en bicicleta

La medianoche del 17 de julio, los casi 3.000 participantes de la “Noche Académica Ciclista de Petrogrado” partieron de la Plaza del Palacio de San Petersburgo para hacer un itinerario histórico-arquitectónico.

Hacia las 23:30 la Plaza del Palacio de San Petersburgo estaba llena de ciclistas. Los escasos transeúntes miraban con desconcierto, pocas veces se puede ver una concentración parecida en pleno centro de la ciudad. Los propios ciclistas también mostraban curiosidad. Entre los participantes había desde deportistas profesionales, con sus bicis de carrera, hasta aficionados locales a los paseos en bicicleta. Había incluso algunos propietarios de las llamadas bicicletas  custom, hechas por encargo y con formas más estrambóticas.

La anterior Noche Ciclista celebrada en el este de Moscú reunió a dos mil quinientas personas, mientras que este año han sido cinco mil las personas que han viajado por la carretera moscovita de Leningrado.

La Noche Ciclista supone un año de preparación, una inversión de trescientos mil rublos, más una búsqueda intensiva de patrocinadores. Sin embargo, esta vez los organizadores de Moskultprog  fueron capaces realizar el proyecto en tan sólo tres meses, un plazo muy breve para un evento de esta envergadura.

Se cortaron las calles al tráfico a fin de que los participantes pudieran utilizar tranquilamente todo el ancho de la vía. Los participantes tenían que pedalear ordenadamente, formando columnas y a una velocidad concreta, aunque cinco minutos después del arranque se vio que era imposible controlar a tanta gente. Algunos adelantaban por el carril opuesto, otros se dedicaban a hacer virajes cerrados entre los participantes, mientras muchos iban tranquilamente, hablando con amigos y fumando un cigarrillo.

En las tres horas que duró el paseo los participantes pudieron ver los conjuntos arquitectónicos de la avenida Kamennoostrovski y el aeródromo Komendantski, lugares donde vivieron y crearon los grandes cerebros y artistas del siglo ХХ: el fisiólogo Iván Pávlov, el traductor Mijaíl Lozinski, el arquitecto Vladímir Schuko o el poeta Joseph Brodsky. Dentro del marco del proyecto especial “Direcciones recuperadas de Moskultprog” se inauguró una placa conmemorativa en el edificio donde había vivido el poeta Alexánder Vvedenski.

La Noche Ciclista tuvo también sus imprevistos. A eso de la una y media de la noche, después de la primera parada al lado de la Catedral del Príncipe Vladímir, comenzó a llover ligeramente y en tan sólo unos minutos aquello era un auténtico chaparrón. Llovió a cántaros durante media hora. Mucha gente previsora se había llevado el chubasquero, aunque los menos precavidos tuvieron que esconderse debajo de los arcos y los árboles.

Inevitablemente, el número de participantes disminuyó debido a la lluvia. Al final, fueron alrededor de setecientas personas quienes llegaron hasta el final. Estaba previsto que en la última parada se organizara un picnic al lado de un centro comercial de San Petersburgo, pero los organizadores decidieron trasladarlo al tejado del edificio. Al final del evento, el grupo musical INFO ofreció un inesperado concierto en el que sonó un buen rock instrumental.

El público quedó cautivado con su versión de la canción de la famosa serie televisiva “Friends”.

La noche ciclista combina un paseo en bici con una visita guiada. Es una receta ideal para una noche de verano y así lo declaran los participantes. Mientras iban a sus casas en los comentarios de estos aficionados al deporte y la cultura se podía escuchar constantemente: “¡Qué pena que estas cosas se celebren con tan poca frecuencia!”

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.