“Hay algo no acaba: la preparación deficitaria de la tripulación”

Magomet Tolbóiev

Magomet Tolbóiev

La Fiscalía de Transporte ha comenzado la revisión del aeropuerto de Petrozavodsk, donde se estrelló el Tu-134. La catástrofe se ha cobrado 44 vidas. Ocho fueron los heridos, de los cuales cinco ya fueron trasladados a Moscú. Magomet Tolbóiev, piloto de pruebas y héroe de Rusia, se refirió a las posibles causas del accidente.

—Muchos insisten en señalar como probable causa el momentáneo apagón de las señales de luces de la pista debido a la ruptura de los cables. Algo así como tres segundos. ¿Le parece que se trata de una versión convincente?

— En general me resulta difícil entender el mismo hecho de la catástrofe. Una situación incomprensible. Si las luces fallaron o se apagaron, a veces eso ocurre. Pero un controlador responsable avisa de inmediato a la tripulación de lo que ocurre y la tripulación debe emprender una segunda vuelta de inmediato. Entonces, ¿por qué continuaron el descenso?

— Peor aún, descendieron en una ruta. ¿Qué tiene que ver aquí la pista? El camino, por lo que parece, es perpendicular a la pista.

— Bueno, por lo visto ellos golpearon contra el suelo a unos mil metros de la pista. Esto significa que volaban debajo de los árboles. Pero, ¿por qué callaba el controlador? Mil metros de la pista.

— ¿Qué se puede decir del avión? Hace treinta años que seusaba. ¿Es mucho o poco en las condiciones actuales?

— La edad no tiene la menor importancia. Depende de las características de explotación. El avión puede volar cuarenta o cincuenta años, si lo mantienen en condiciones ejemplares. Pero los Tu-134 y los Tu-154 han demostrado ser en estos cuarenta años los aviones más seguros del mundo.

Hablamos hasta el aburrimiento de una misma causa: la deficiente preparación de la tripulación, de los pilotos. Por desgracia.

— ¿Es decir que usted piensa que en esta ocasión, lamentablemente, todo volverá a explicarse por una fallo del piloto?

—Para preparar una tripulación deben existir escuelas de vuelo. Nosotros tenemos la Escuela Superior de Aviación en Uliánovsk, de donde nadie se licencia conforme a las normas. En general tenemos cuatro o cinco escuelas que nadie sabe cómo y de dónde han surgido. Por eso Rosaviatsia (la Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia) no le presta absolutamente ninguna atención a esto.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.