Los principales temas tratados en la cumbre Rusia-UE

Dmitri Medvédev encabezó la delegación rusa en la 27ª edición de la cumbre Rusia-UE. Foto de Itar-Tass

Dmitri Medvédev encabezó la delegación rusa en la 27ª edición de la cumbre Rusia-UE. Foto de Itar-Tass

La "crisis del pepino", la supresión de los visados entre la Unión Europea y Rusia y el ingreso de Rusia a la Organización Mundial del Comercio (OMC) fueron los principales temas tratados en la cumbre Rusia-UE que concluyó hoy en Nizhni Nóvgorod.

El tema más candente fue el escándalo de los pepinos tratado por las partes a puerta cerrada. A primeros de junio, Rusia prohibió temporalmente la importación de todas las verduras europeas debido la epidemia por la bacteria E. Coli en Europa.

La UE se vio muy irritada y declaró que las medidas de Moscú eran "desproporcionadas" y contradecían el espíritu de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la que Rusia pretende ingresar.

En la cumbre de Nizhni Nóvgorod se acordó que los europeos garantizarán la seguridad de las verduras y Rusia levantará entonces el embargo a las importaciones de Europa.

"Expertos de Rusia y de la Unión Europea consensuarán un certificado que confirme la seguridad de las hortalizas europeas que entran en Rusia", comentó el presidente ruso, Dmitri Medvédev, en una rueda de prensa al término de la cumbre.

Otra importante cuestión abordada en la cumbre fue la introducción del régimen sin visado entre Rusia y la Unión Europea. Moscú ya declaró estar dispuesto a suprimir los visados "mañana mismo" o en cuanto "esté preparada" la Unión Europea.

"El plan gradual de introducción del régimen sin visado entre Rusia y la Unión Europea está examinándose actualmente y deberá ser concordado antes del fin de julio. El documento recogerá todas las acciones a emprender para alcanzar el objetivo planteado", dijo el mandatario ruso.

Explicó que en la primera etapa de las conversaciones sobre el régimen sin visados se procederá a simplificar lo máximo posible los tramites para determinadas categorías de ciudadanos rusos como los estudiantes o las personas que viajan con frecuencia debido a sus obligaciones profesionales.

Por último, tratándose del ingreso de Rusia a la Organización Mundial del Comercio (OMC), Medvédev declaró que Moscú tiene buenas probabilidades para conseguirlo ya en 2011.

"He pedido a los socios de Rusia en la Unión Europea concluir las conversaciones de ingreso en un mes para poder firmar antes del fin de año todos los documentos necesarios para entrar en la OMC. Estas probabilidades existen y son buenas", afirmó.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, confirmó por su parte que Moscú tiene buenas probabilidades de entrar en la OMC en lo que resta del año.

"La Comisión Europea considera posible este ingreso en 2001, pero Rusia y la UE necesitarán mantener un diálogo continuo los próximos meses para resolver las cuestiones relativas a la sanidad, el control fitosanitario, el régimen de inversión en la industria automovilística y otras", apuntó Barroso.

Dmitri Medvédev encabezó la delegación rusa en la 27ª edición de la cumbre Rusia-UE. La delegación europea, a su vez, estuvo encabezada por el presidente del Consejo de Europa, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Originalmente publicado en Ria Novosti

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.