Mejor ser pobre que enfermar comiendo verdura

Foto de Itar-Tass

Foto de Itar-Tass

La prohibición de importación de verduras procedentes de la Unión Europea impuesta recientemente por Rusia, se está convirtiendo en una cuestión política, más que de consumo. La UE cree que el embargo contradice los principios de la Organización Mundial del Comercio (OMC), recordando de esta manera la pretensión de Rusia de ingresar en esta organización este mismo año. Por su parte, la comunidad empresarial rusa reclama que se levante la prohibición o que se introduzcan otras formas de control, ya que predice el déficit de verduras y como consecuencia una alta inflación para este año. A su vez, el gobierno ruso plantea un ultimátum a la UE para que preste información sobre la infección y su origen. Científicos de todo el mundo siguen estudiando la nueva cepa de la bacteria intestinal.

Fernando Valenzuela,representante de la UE, declaró que la prohibición anunciada por el responsable del sector médico-sanitario ruso Guennadi Oníshenko, “es contraria a los principios de la OMC, donde Rusia pretende integrarse. “Las medidas de Rusia carecen de sustento legal y son desproporcionadas. La OMC ya cuenta con acuerdos respecto a las medidas sanitarias y fitosanitarias. Así que las autoridades rusas están actuando en su contra. Por estas razón demandamos que el veto sea levantado de inmediato”, declaró en una forma que se asemejaba a un ultimátum.

Asimismo, la comunidad empresarial pidió el levantamiento del embargo o “cambiar la prohibición por otras medidas del control”. En su carta al primer ministro Vladímir Putin cinco asociaciones empresariales (incluídas “Opora Rossii” (“Pilar de Rusia”), La Asociación de las Compañías del Comercio Minorista y la Federación de los Dueños de Restaurantes y Hoteles) indican que “la continuación del veto puede resultar en el aumento de los precios de varios tipos de verduras, algunas tan significativos para la sociedad como son el repollo o la zanahoria”.Además, conllevará la desaparición de algunos tipos de verduras del mercado ruso, ya que no pueden ser sustituidas por la producción nacional.

El año pasado el mercado ruso mostró su dependencia de la importación. A diferencia del 2009, cuando se fijó la reducción de los precios a la producción agrícola (1,7%). En 2010 hubo un crecimiento significativo del 45,6%. En particular los precios de consumo del repollo y la patata se incrementaron 2,1 veces, la zanahoria aumentó en 68,3%, la cebolla en 53,5%. Los precios de los productores han aumentado 2,4 veces; en 94,7%, 56,2% y 77,4% respectivamente. Por ello, la comisión de la Unión Aduanera (de Rusia, Kazajistán y Bielorrusia) tomó la decisión de anular temporalmente los aranceles de importación para el repollo y la patata desde el 23 de noviembre de 2010 hasta el 1 de junio de 2011, con el fin de estimular la importación de verduras.

“Este año podremos asistir a un crecimiento de la inflación en vez de la desaceleración veraniega”, pronostica Irina Vorobieva, experta del departamento de estimaciones de ´2K Audit – Delovye Konsultatsii / Morison International´. “El incremento de los precios de verduras entre un 10-15% influirá notablemente sobre la inflación anual, de modo que nos podemos olvidar por completo de un margen del incremento de precios del 7,5%”. Según su pronóstico, los altos ritmos de inflación obligarán el Banco Central a continuar con el endurecimiento de la política monetaria y de crédito y a aumentar las tasas de interés en verano, en vez de en otoño.

La respuesta del gobierno ruso a la UE no si hizo esperar. El primer ministro Vladímir Putin declaró en su discurso en el Foro Internacional del Ferrocarril en Sochi: “Los representantes de la Comisión Europea dicen ahora que esta decisión de Rusia contradice el espíritu de la OMC. Yo, diciendo la verdad, no sé a qué espíritu contradice esto, pero los pepinos por los que la gente muere tras comérselos, huelen verdaderamente mal”. Además, confirmó el ultimátum, planteado por el señor Oníshenko. “Esperamos que nuestros socios por lo menos nombren la fuente de esta infección”. Al mismo tiempo, subrayó que “no logran comprender y orientarse en lo que pasa allí”.

Lo más probable es que en el corto plazo no aparezca una respuesta a las cuestiones planteadas por Vladímir Putin sobre las causas y fuentes de la infección en la UE: los científicos todavía no han llegado a la conclusión final sobre la especie (serotipo) de bacteria intestinal E.coli que ha causado la enfermedad , sobre todo en el norte de Alemania, aunque también se han registrado casos en Austria, Suecia, Países Bajos, Gran Bretaña y Francia. Ayer la OMS informó del primer caso de la enfermedad en EE UU. Desde la información acerca de la infección se han confirmado más de 1800 casos, de los cuales 199 han sido en los últimos días. La enfermedad ha causado la muerte de 17 personas en dos semanas. El ministerio de Salud alemán aconseja insistentemente a sus ciudadanos que no coman pepino, tomate y lechuga. Todavía no ha sido detectada la fuente de la infección. La OMS describió la situación como “muy seria”. Según una de las versiones, la causa de la enfermedad son los pepinos y las verduras procedentes de España, aunque parece que se ha confirmado que no es así. Según otra, los pepinos no son el foco y la enfermedad puede propagarse entre personas.

La mayoría de las cepas de la E. coli no son peligrosas, hay algunas que incluso son provechosas. Por ejemplo, estas bacterias se usan activamente en la ingeniería genética. Solamente algunos serotipos conforman una amenaza para la salud. Estos pueden introducirse en el organismo a través de la ingesta de verduras, frutas, comida sin el tratamiento térmico suficiente o agua potable de mala calidad, y provocar una enfermedad aguda. Sus síntomas son diarrea e intoxicación. Los epidemiólogos del centro médico de la Universidad de Hamburgo (donde se realiza la investigación de la cepa en Alemania) se inclinan por el serotipo de E. coli O157:H7 como causante de la enfermedad. Este ya es conocido por la ciencia. Cada año este tipo causa más de 73.000 casos de enfermedad en todo el mundo. El último brote serio de estas intoxicación tuvo lugar en los países de África Central y hubo también muertos. Aunque los científicos del Instituto Chino de Genómica de Pekín descifraron el genoma de la bacteria y anunciaron que habían encontrado un serotipo de la E. coli, O104:H4 totalmente nuevo. El comunicado de prensa del instituto cita que “es una cepa totalmente nueva y muy tóxica, que se distingue por ser altamente contagiosa”. Su peligrosidad radica en que puede suprimir la acción de los antibióticos que se aplican para curar la enfermedad, es decir, la estreptomicina y la gentamicina. El efecto de la cepa sobre el organismo humano es más parecido a disentería, aunque por ahora no existe una medicina universal contra esta nueva especie. Hasta ahora, los genes de la cepa han mostrado resistencia a todos los tipos de antibióticos más habituales.

“Como epidemiólogo puedo decir que el grado de peligro del nuevo serotipo es bastante alto. Habitualmente los tipos de E. coli peligrosos para la salud se manifiestan tras un largo plazo después de su descubrimiento. En cambio, este influye inmediatamente y con fuerza sobre el organismo”, declaró a Kommersant Vasili Vlásov, profesor y presidente de la Sociedad de Especialistas de la Medicina Basada en la Evidencia. “Los microbios tienen una tendencia a cambiar, y no está claro que se pueda vencer fácilmente. Nadie puede predecir cómo va a desarrollarse la situación y la velocidad con la que la enfermedad va a difundirse. De modo que todas las prohibiciones introducidas por los poderes públicos son lógicas.Hay motivo de alarma”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.