Los incendios forestales vuelven a Rusia

La evacuación de los vecinos de una localidad de la república rusa de Bashkortostán, donde se produjo un fuerte incendio en un depósito de municiones provocando una serie de explosiones secundarias.

El incendio surgió el 26 de mayo en un depósito abierto de municiones en la localidad de Urmán, situada en la república rusa de Bashkortostán, a unos 120 kilómetros de la capital de la república, Ufá. Según los datos proporcionados por las autoridades locales, la causa del incendio ha sido una inflamación espontánea en el territorio del arsenal. Anteriormente se informó de que el incendio del depósito podría haberse causado por el fuego de un incendio forestal producido en los alrededores de la aldea.

Según datos de las fuerzas policiales, un hombre murió durante la evacuación y no como resultado del incendio o las explosiones.

Para efectuar la evacuación de los habitantes, se enviaron 50 autobuses a Urmán, así como ambulancias y servicios de rescate. A su vez, el Ministerio ruso de Situaciones de Emergencia mandó al lugar del siniestro dos aviones y tres aparatos robóticos desarrollados para apagar incendios de carácter tecnológico sin la participación de los bomberos.

Cerca de 2.500 personas ya han sido evacuadas de la zona peligrosa. En la zona trabajan rescatadores, así como efectivos que se ocupan de la prevención de los saqueos. En un primer momento se comunicó que en total las autoridades locales planeaban evacuar hasta 7.000 personas de la aldea y la región vecina. Los habitantes evacuados están siendo desplazados a aldeas cercanas, así como a la capital de la república, la ciudad de Ufá.

Según la información de la policía local, en el depósito siniestrado se almacenan proyectiles disparados por piezas de artillería y tanques de un calibre de hasta 152 milímetros, en total más de 100.000 toneladas de municiones. Los especialistas opinan que se pueden producir explosiones en la zona durante tres días más. En las vías ferroviarias cercanas de momento está prohibida la circulación de trenes.

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/rusia/issue_24698.html

Más de 600 personas participan ahora en la extinción del fuerte incendio en un depósito de municiones en la república rusa de Bashkortostán, en la región del Volga. Aunque no cesan las explosiones esporádicas, el fuego ya está bajo control.

Según la principal versión de la investigación, el incendio se produjo por la negligencia de un militar que trabajaba en el depósito de municiones y violó las reglas de seguridad al transportar cartuchos con detonadores. Su descuido provocó la detonación espontánea de varios proyectiles.

De acuerdo con la información precisada del departamento regional del Ministerio de Situaciones de Emergencia, el incidente no ha causado muertes, pero ha dejado al menos 12 heridos a los que ha se ha prestado atención médica.

Seis miles habitantes locales fueron evacuados. El fuego alcanzó las casas vecinas y más de 40 familias se quedaron sin hogar. En total, el daño material provocado por el accidente alcanza unos 100 millones de rublos (cerca de 3,5 millones de dólares).

A su vez, el Ministerio ruso de Situaciones de Emergencia mandó al lugar del siniestro dos aviones y varios aparatos robóticos desarrollados para apagar incendios de carácter tecnológico sin la participación de los bomberos. Cuando cesen las explosiones, los zapadores empezarán a limpiar el territorio en el lugar del accidente. Los trabajos para recultivar el terreno podrían durar hasta finales del verano.

En el 2009 se registró una explosión similar en otro arsenal ruso situado en la provincia de Uliánovsk. En aquel entonces, el suceso causó 8 muertos y más de 60 heridos.

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/rusia/issue_24734.html

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.