Miles de interesados en comprar un híbrido ruso

La compañía ë-Auto ha comenzado a recibir solicitudes por Internet para comprar ë-mobiles (automóviles híbridos rusos). Foto de Ria Novosti

La compañía ë-Auto ha comenzado a recibir solicitudes por Internet para comprar ë-mobiles (automóviles híbridos rusos). Foto de Ria Novosti

Los pedidos son provisionales y no implican compromiso de compra de los vehículos, señala el presidente de la compañía. Sin embargo, los que hayan realizado la solicitud tendrán la posibilidad de ser los primeros en comprar este automóvil una vez que haya comenzado su producción en serie.

El 16 de mayo a las 11:00 horas ya se habían registrado 40.913 solicitudes provisionales en la web de la firma ë-Auto de la empresa “Yarovit motors”, propiedad de Andréi Biriukov y del grupo Onexim de Mijaíl Projorov. La fabricación comenzará en la segunda mitad de 2012. De modo que cuando comenzó la recepción de solicitudes, ya habían recibido tantas como para cubrir un año entero de producción. Hace un mes, la compañía anunció que la primera partida del vehículo estaría compuesta por 45.000 unidades, y que tenía previsto doblar esa cantidad en el futuro.

Los expertos dudan de que todas las solicitudes correspondan a compradores reales. No será posible adquirir el vehículo antes de 2014.

La web de solicitudes provisionales para comprar un ë-mobíl fue puesta en marcha en una conferencia de prensa, y a los diez minutos ya contaba con mil solicitudes. A pesar del número de potenciales compradores, el proyecto mismo está todavía lejos de verse terminado. Actualmente, se ha hecho el pedido de la maquinaria necesaria para la fábrica, y la primera piedra de la planta que producirá los yo-mobiles en San Petersburgo se pondrá el 8 de junio, según ha explicado Andréi Biriukov, presidente de la firma ë-Auto.

«Quiero confirmar una vez más que nuestras intenciones son firmes. Todas las declaraciones realizadas durante este último año se han visto confirmadas por el trabajo realizado a lo largo de este. Estamos terminando el diseño de la fábrica y el 8 de junio comenzará la construcción de la misma», ha puntualizado Biriukov.

Cuatro horas después de la puesta en marcha de la página web el número de solicitudes había alcanzado ya las 8.000. Los periodistas dudan de que gran parte de estas se correspondan con compradores reales. Es muy probable que haya muchas personas dispuestas a solicitar un ë-mobíl por la red sólo por curiosidad. Dmitri Yarota, subdirector general de marketing de ë-Auto, ha afirmado que la compañía no tiene miedo a estos falsos compradores.

«Lo comprendemos perfectamente, pero aun así decidimos simplificar el sistema de solicitudes provisionales. Tenemos capacidad como para dedicar los recursos necesarios a limpiar toda esta base de datos–, ha asegurado Yarota.- Una gran parte de la población sabe manejar estas cosas, pero hay otra parte que no se las arregla tan bien con Internet».

La puesta a la venta de los vehículos no tendrá lugar antes de la primera mitad de 2014. Se ha tomado la decisión de admitir solicitudes previas con tres años de antelación para poder aumentar la capacidad productiva hasta el inicio de las ventas, eso siempre y cuando al cabo de un tiempo tan largo los potenciales compradores no se olviden o no se les quiten las ganas de comprarlo.

Al mismo tiempo que se abría la recepción de solicitudes para adquirir ë-mobiles, se anunciaba que el precio del vehículo dependerá del equipamiento. Costará entre 360.000 y 490.000 mil rublos (entre 9.000 y 12.000 euros), según la gama elegida entre las tres posibles: crossover, mini monovolumen y furgoneta. Según se informa en la web de ë-Auto, incluso con el equipamiento básico el ë-mobíl incluirá climatizador, ABS, óptica LED y navegador por satélite. La potencia del motor será de 60 CV, podrá pasar de 0 a 100 km en 10 segundos y tendrá un consumo de sólo 3,5 l. a los 100 km, aunque con el motor de combustión interna apagado la autonomía será de tan sólo 2 km. La velocidad máxima desarrollada por el ë-mobíl es de 120 km/h.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.