El abogado Magnitski inocente, post mortem

Serguéi Magnitski. Foto de AFP Photo/HO/ Hermitage Capital Management

Serguéi Magnitski. Foto de AFP Photo/HO/ Hermitage Capital Management

Las conclusiones preliminares del informe elaborado a petición del Consejo Presidencial de Derechos Humanos podrían indicar que el presidente Dmitri Medvédev tomará severas medidas con los funcionarios que facilitaron la muerte del abogado. Los partidarios de Magnitski desde hace tiempo acusan a estas personas.

Sin embargo, todavía nadie ha sido imputado por la muerte de Magnitski, ocurrida en noviembre de 2009, y la investigación independiente sigue en pie.

“Tras el cierre de la primera etapa de la investigación, lo observado permite confirmar que el investigador del caso, Oleg Silchenko, posee una gran responsabilidad por la muerte de Magnitski”, comentó Valeri Borshchyov, titular de la comisión creada a petición del Consejo de Derechos Humanos y a quien Medvédev había solicitado que investigase la muerte de Magnitski.

Entre otras cosas, Silchenko se negó reiteradamente a acceder a los pedidos de Magnitski para llevar a cabo “una ecografía, necesaria para realizar otra operación, lo que llevó a su muerte", manifestó Borshchyov en una entrevista telefónica.

Alexandra Gauss, doctora del centro de detención Matrosskaya Tishina, “también lo privó de asistencia médica” después de que lo trasladasen allí muy grave poco tiempo antes de su muerte, agregó Borshchyov.

Asimismo, Borshchyov aseveró que el procesamiento que terminó con la detención de Magnitski fue una farsa, aunque no se explayó al respecto. "Magnitski era inocente porque el caso por lo que estaba acusado fue inventado”, sostuvo Borshchyov.

Magnitski fue detenido a los 37 años de edad en 2008, imputado por delitos fiscales y murió a causa de insuficiencia cardíaca 11 meses después de su arresto. Sus allegados sostienen que los funcionarios involucrados en una trama de devolución del IVA en la que se embolsaron 230 millones de dólares, urdieron una falsa acusación porque Magnitski pretendía sacarla a la luz. Posteriormente, le negaron la asistencia médica de manera intencionada.

La investigación independiente apoyó estas tesis e incriminó a Silchenko, responsable tanto en el caso en contra de Magnitski como de la investigación del Ministerio del Interior respecto de su muerte.

“Actualmente la comisión está evaluando los “hechos de corrupción” relacionados con la causa en el Ministerio del Interior”, afirmó Borshchyov. Las conclusiones finales no serán presentadas ante Medvédev antes del otoño, añadió.

El Ministerio del Interior, que acusó a Magnitski de planear la farsa de los 230 millones de dólares, no hizo comentarios.

El Comité Investigador está realizando su propia labor acerca de la muerte de Magnitski. “La investigación es extensa y aún no ha concluido”, expresó el lunes el comité en una declaración.

Quienes apoyan a Magnitski han implicado en su muerte a 60 funcionarios. Políticos de la Unión Europea y los Estados Unidos han amenazado con decretar prohibiciones de viaje y congelar los bienes de dichos funcionarios.

En fechas recientes, los partidarios de Magnitski publicaron un video en YouTube en el que acusan a una funcionaria de impuestos moscovita de suscribir el reembolso de 230 millones y de poseer cerca de 40 millones de dólares en bienes no declarados, cuando su ingreso familiar anual ronda los 40.000 dólares. Las autoridades suizas han iniciado una investigación por lavado de dinero después de que dos cuentas bancarias suizas resultasen vinculadas al esposo de la funcionaria, quien desde entonces renunciara al servicio impositivo.

Las autoridades rusas también han investigado a varios empleados más de la firma Hermitage Capital para que respondan a ciertas acusaciones.

Este artículo fue publicado originalmente en The Moscow Times.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.