El aumento de la productividad, clave para el desarrollo

Foto de Kommersant

Foto de Kommersant

Si el Gobierno ruso consigue sacar adelante este desafío, duplicará el tamaño de la economía casi sin coste alguno. La productividad rusa representa un tercio de la de los Estados Unidos, aunque, tal y como señaló la consultoría McKinsey en un informe del año pasado, entre un 60 y un 80% de esta diferencia no se debe no ni clima ni a la falta de centrales eléctricas, sino a una mala gestión.

“Rusia necesita convertirse en un país verdaderamente competitivo. Este es un requisito básico para el Gobierno, las empresas y las instituciones sociales. Si observamos la productividad laboral, es mucho menor que en las principales economías”, afirmó Putin. “Como mínimo, debemos duplicarla en la próxima década, quizás incluso multiplicarla por tres o por cuatro en los sectores claves.”

Se trata de una política necesaria desde hace tiempo. La OCDE subrayó en un informe del pasado mes de abril la baja productividad de los mercados emergentes del Este como uno de los principales problemas que enfrentan los Gobiernos de la región.

”La capacidad de las políticas fiscales y monetarias de otorgar un mayor apoyo a la recuperación está casi agotada; el único camino para incentivar el crecimiento y la creación de empleo es dar un nuevo énfasis a la implementación de reformas estructurales.”

En el pasado, el Kremlin se ha focalizado mayormente en la necesidad de incentivar la inversión como la única política tendiente a impulsar el crecimiento económico. Sin embargo, el cambio hacia un incremento de la productividad conduce los esfuerzos a una meta económica más fundamental. Un estudio llevado a cabo hace unos años por el centro sueco de investigación económica CEFIR reveló que mientras que la inversión en la empresa pública de gas, Gazprom, se ha incrementado todos los años, la productividad de dicha empresa se ha reducido.

"Los Estados Unidos experimentaron un duradero auge productivo debido a la innovación. Inglaterra lo hizo a través de la liberalización. Las economías emergentes pronto tendrán que innovar para crecer”, sostuvo Plamen Monovski, Gerente de Sistemas de la administradora de inversiones Renaissance Asset Managers.

Los comentarios de Putin pertenecen al informe Estrategia 2020, que él mismo encargó y describe su plan económico a largo plazo.

El Estado ha iniciado el proceso para mejorar la calidad de la gestión en Rusia. El Gobierno ha destinado amplios recursos para el establecimiento de la escuela de negocios de Skolkovo a fin de instruir a la próxima generación de directores generales. El segundo aspecto del programa es la promoción de la alta tecnología y la innovación. Putin ha declarado que en la próxima década la porción de producción innovadora sobre la producción total aumentará del 12% actual a un 25 ó 35%.

Además del incremento de la eficiencia laboral, la OCDE recomienda a los Gobiernos de los BRICS trabajar con miras a incrementar la productividad total mediante el relajamiento de las regulaciones más estrictas en los mercados de productos, la reducción de las barreras al comercio y las inversiones extranjeras directas, el fortalecimiento de los derechos a la propiedad y la aplicación de los contratos.Así como la profundización de los mercados financieros.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.