Helicópteros rusos en los cielos brasileños

Foto de Vostock Photo

Foto de Vostock Photo

“Helicópteros Rusos” es una de las empresas líderes del stand ruso que participa en la LAAD –Defensa y Seguridad 2011, la mayor feria sobre el tema en Latinoamérica.

Creada en 2007 por la fusión de las principales fábricas del sector en el país, es uno de los pocos conglomerados del planeta en unir diseño, fabricación, mantenimiento, asistencia técnica y pruebas para helicópteros civiles y militares, con siete plantas y dos oficinas de diseño. Román Kirillov, vocero de “Helicópteros Rusos”, destacó las perspectivas de pedidos por parte de Petrobras y de empresas privadas de servicios y transporte aéreo de carga. Kirillov señaló a la Defensa Civil, la Seguridad Pública y el apoyo a la exploración de petróleo como los segmentos más promisorios para nuevos encargos en Brasil.

¿Cuáles son los principales logros de “Helicópteros Rusos” en la disputa por el mercado brasileño?

Somos uno de los líderes en el diseño y fabricación de estos aparatos en el mundo, uno de los tres primeros al lado de Sikorski y de Eurocopter. Cerca del 13% de la flota mundial de este tipo de vehículos es rusa y por lo tanto salió de nuestras fábricas, controladas aún antes de la fusión. Con la consolidación, iniciada en 2004 y concluida en 2007 con la entrada de Rostvertol, unimos fuerzas y ganamos agilidad en la adaptación de los productos a las necesidades de los clientes. Nuestros modelos trabajan en el rescate de las víctimas de los terremotos y el tsunami en Japón, en las misiones militares de la OTAN en Afganistán, en las acciones humanitarias de la ONU en países africanos, en el combate a los incendios forestales en Canadá y, desde ya, en Rusia.

¿Cuál es el desempeño reciente de la compañía?

La información preliminar de 2010 indica la venta de 214 helicópteros, esto es, 31 más que el año anterior. Esa expansión representa más que el doble de la registrada en 2009, que fue del 8%. Nuestra experiencia de diseño y la variedad de nuestra cartera de aeronaves, presente en más de 100 países, ayuda a explicar ese veloz crecimiento.

En el caso de Brasil ¿cuáles son las mejores perspectivas?

En sociedad con Atlas, ganamos la licitación para unidades de apoyo para la exploración de petróleo, como el modelo MI 171 – A1. Ya se entregó un helicóptero y hay otros dos en camino. Con capacidad para aterrizajes y despegues de emergencia en el agua y tanques adicionales, nuestros aparatos están en condiciones de enfrentar las más duras pruebas de pre- sal, en las que la distancia a la costa impone una mayor autonomía de vuelo. Proveemos los MI 35 M para la Aeronáutica brasileña y los KA-32 11 BC para el Helipark.

Podemos ir más allá y no sólo con esos modelos, ya que tenemos cargueros capaces de levantar 20 toneladas, especialmente útiles en construcciones de fábricas en zonas distantes de los grandes centros. Tenemos modelos de combate en fuego, de monitoreo y vigilancia en zonas aisladas, especialmente adaptados para el uso en la selva amazónica, y vehículos más ligeros para uso deportivo y transporte de ejecutivos, el MI 34 C1, que en dos o tres años esperamos ver en los cielos brasileños.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.