Aventura en la montaña salvaje más grande de Europa

Foto de Itar Tass

Foto de Itar Tass

Al suroeste de Krasnodar, a escasos kilómetros de la ciudad, se encuentra una joya prácticamente desconocida cubierta por una vegetación intacta: el Parque Natural del Cáucaso Occidental. Esta región de 300.000 hectáreas de extensión fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Las estribaciones de la Cordillera del Cáucaso se hallan cubiertas por centenarios bosques vírgenes de abetos, castaños y robles.

Aquí viven linces, lobos y osos pardos ajenos a culquier avatar o influencia humana. Principalmente, este parque natural es famoso por sus manadas de bisontes salvajes, que solo se encuentran en libertad en estos parajes. El parque se sitúa casi por completo en territorio de la república rusa de Adiguesia, una zona escasamente poblada y poco desarrollada desde el punto de vista económico.

Ecoturismo

Con el objeto de preservar la naturaleza y ofrecer perspectivas de futuro a los habitantes de la región, la Alianza Alemana para la Protección de la Naturaleza (Naturschutzbund Deutschland, NABU) y el ministerio de Medio Ambiente alemán vienen apoyando a la República en el desarrollo del ecoturismo. Rodeados por las cumbres del Cáucaso Occidental, de más de 3.000 metros de altitud, los turistas pueden realizar excursiones guiadas a caballo por las montañas, practicar senderismo, dar paseos en bicicleta o descender haciendo rafting por los ríos del Cáucaso.

Alojamiento en el parque


El parque ofrece también la posibilidad de pasar la noche en cómodas cabañas de madera bien equipadas y administradas. Para obtener información acerca de la República de Adiguesia y el parque natural puede consultar la siguiente dirección:

www.nabu.de/downloads/international/Adygea_ITB.pdf. (de NABU en alemán)

http://rootravel.com/es/countries/a1/ (en inglés)

http://www.kommersant.com/t-88/r_5/n_432/Republic_of_Adygea/ (inglés)

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.