¡Vaya ganso!

Más de seis mil espectadores se han reunido para presenciar este apasionante espectáculo. Los contendientes han sido seis pares de gansos machos que, uno tras otro, han ido saltando a la palestra. El resultado de los combates no es importante sólamente para los propietarios y los espectadores, sino que también para las hembras. Ya que dependiendo del resultado les tocará un macho u otro. Por otro lado, el destino del perdedor no es envidiable: va a parar a la casa del dueño del ganador, pero servido en un plato y relleno de manzana.

Originalmente publicado en Actualidad.RT

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.