Alta velocidad a la española

Foto de http://www.talgo.com

Foto de http://www.talgo.com

Dentro de poco la empresa estatal “Ferrocarriles Rusos”(RZHD) tendrá un nuevo proveedor extranjero de material. Se trata del grupo español “Patentes Talgo”. Según el presidente de RZHD, Vladímir Yakunin, la empresa ferroviaria rusa tiene intenciones de importar siete trenes de alta velocidad. La ventaja principal de los trenes españoles consiste en que pueden cambiar de ancho de vía, lo que resulta imprescindible para el transporte ferroviario a escala internacional.

Los trenes importados en los tramos de alta velocidad son un fenómeno habitual en Rusia. La primera fue la empresa alemana Siemens. En 2006, el grupo fabricó ocho trenes Velaro en exclusiva para RZHD, más conocidos en Rusia por el nombre de Sapsán. Circulan por el tramo de Nikolaevski y cubren el trayecto entre Moscú y San Petersburgo.

Posteriormente, RZHD y la empresa finlandesa “Suomen Valtion Rautatiet” organizaron la conexión de alta velocidad entre San Petersburgo y Helsinki. Para este proyecto adquirieron trenes Allegro de la empresa francesa “Alstom”. En estos momentos el grupo español “Patentes Talgo” producirá siete trenes para el transportista ruso.

Esta predisposición de RZHD hacia los fabricantes extranjeros es fácil de explicar y se debe al hecho de que en Rusia todavía no se fabrican trenes de alta velocidad. No es de extrañar, ya que la industria soviética no estaba orientada a este segmento del mercado. Por eso, es ahora cuando las plantas ferroviarias empiezan a implantar tecnologías que sus socios europeos llevan desarrollando desde hace medio siglo. Por ejemplo, “Patentes Talgo”, el futuro socio de RZHD, existe desde 1942.

El mayor know-how del grupo español consiste en un tipo de suspensión con ruedas que no van unidas al eje. Esta solución técnica permite a los trenes Talgo adaptarse prácticamente a cualquier ancho de vía. Esto es así debido a que la anchura en España no corresponde al estándar europeo de 1485 mm, y fue por eso por lo que los españoles elaboraron el llamado eje de rodadura desplazable, de gran interés para RZHD debido a que los carriles rusos también son más anchos que los europeos, tienen una longitud de 1520 mm.

Las negociaciones entre RZHD y “Patentes Talgo” sobre la implantación de la tecnología del “eje de rodadura desplazable” empezaron ya en 2008. En febrero del año pasado, la parte española suministró a Rusia un tren de prueba de cuatro vagones para ser probado en las líneas Moscú – San Petersburgo y Moscú – Brest.

RZHD tiene planeado adquirir siete trenes de veinte vagones cada uno a la empresa española, declaró el presidente de la empresa ferroviaria Vladímir Yakunin. Tal y como afirmó, estos trenes circularán entre Moscú y Minsk, irán también a Kiev, Rostov del Don y Ádler, así como al extranjero y a las ciudades donde se celebren los partidos del Mundial de Fútbol de 2018. Las partes ya han firmado un acuerdo según el cual el próximo verano, RZHD y “Patentes Talgo” cerrarían un contrato para el suministro de trenes desde España.

El importe del contrato no se ha hecho público, pero a juzgar por la experiencia anterior, se trata de miles de millones de dólares. Sin contar con otros 354 millones de euros que el transportista ruso pagará a la empresa alemana por el mantenimiento de sus trenes durante los próximos 30 años.

A pesar de ello, los Sapsán se han convertido en los primeros y los últimos trenes de pasajeros que aportan beneficio real a Ferrocarriles Rusos. El resto del transporte de pasajeros, según la propia empresa, resulta deficitario.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.