Entrevista a D. Juan José Herrera de la Muela

© Jaime Gorospe

© Jaime Gorospe

Entrevista concedida en exclusiva para “Rusia Hoy” por el embajador español, coincidiendo con la visita de los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, para inaugurar junto con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, el Año Dual Rusia-España 2011, destinado a promover las relaciones económicas y culturales de ambos países.

¿Cómo surgió la idea de celebrar el Año Dual entre Rusia y España?


Esta decisión fue tomada con motivo de la visita que el presidente del Gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, hizo a Rusia, en concreto a Yaroslavl, donde tuvo lugar el foro sobre las políticas de Estado que presidía el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, y al que asistieron jefes de Gobierno y primeros ministros, como el francés François Fillon, si no recuerdo mal. A la luz de esta serie de reuniones, el 19 de septiembre de 2009, se tomó la decisión, yo creo que muy acertada, de acercar de alguna manera la potencialidad que existe entre ambos países en todos los ámbitos.

¿Cree que el Año Dual será fructífero para ambos países?


Claro que sí. Además, si no lo intentamos, no lo tendremos. Creo que es hora de que España y Rusia empiecen a poner los elementos necesarios para… no diría mejorar, porque las relaciones son muy buenas en el nivel político, son casi inmejorables, pero sí para potenciar y aprovechar todos los recursos posibles que ambos países, de una manera complementaria, pueden poner en común.

¿Qué ciudades de España y de Rusia serán las más activas durante Año Dual?


Bueno, esto depende mucho de ellas, porque, como usted sabe, el Año, aparte de una estructura estatal que lo promociona y que sostiene sobre todo la agenda política, también ha recibido y continúa recibiendo muchas propuestas de las distintas administraciones públicas, ciudades, corporaciones locales e instituciones privadas de todo tipo. Por ejemplo, en Rusia naturalmente están: Moscú, San Petersburgo, pero también se celebrarán actividades en Kazán, en Vladivostok... Claro, Rusia es un país mucho más grande que España en este sentido, pero verdaderamente lo que sí intentamos es que no solamente se celebre en las grandes ciudades sino que sean acontecimientos que puedan ser llevados al mayor número de gente posible. En el caso español hay muchas ciudades involucradas, aparte de Madrid y Barcelona, también están Alicante, Valencia, Sevilla, Salamanca, Segovia, Granada, todas ellas tienen algún programa, algún proyecto concreto que realizarán a lo largo del Año.

Parece que entre los dos países hay cierto desconocimiento en el ámbito cultural. Tanto en Rusia como en España se conoce algo sobre la cultura clásica, y sin embargo hay poca información sobre la cultura contemporánea, sobre el teatro moderno, por ejemplo ¿Existe programación en este sentido dentro del Año?

Hay mucho desconocimiento, estoy de acuerdo. Me atrevería a decir que lo contemporáneo no ha sido el ámbito más fuerte en la cultura rusa en los últimos tiempos, supongo que debido a todos los cambios históricos, en los que no voy a entrar porque son muy complejos, pero esto está cambiando, y además muy rápido. Hace unos meses leí una entrevista muy interesante que se le hizo al ministro de cultura ruso, el señor Avdéiev, en la que declaraba que tras los actos del año de Rusia en Francia, se había dado cuenta de la importancia que tenía el arte contemporáneo. Bueno, creo que es una buena noticia, porque verdaderamente España es un país donde el arte contemporáneo fluye constantemente. Y de alguna manera, creo que Rusia lleva en estas dos últimas décadas, intentando recuperar el tiempo perdido. No ha sido un tiempo perdido absolutamente, pero sí que había un gap como dicen los ingleses. Tal vez porque el régimen anterior no era tan móvil, no podía comunicar... No voy a entrar en detalles, además el arte contemporáneo no es una sola cosa, son muchísimas cosas, y cada país lo ve a su manera, es lo bueno que tiene, que no se puede definir con facilidad. Pero también se refiere a una comunicación entre la gente que antes, tal vez no existía de la misma manera que ahora sí se da. Para mí es muy significativo que Rusia esté presente también en el arte, y que una mujer como Daria Pýrkina, que trabaja para el Museo de Arte contemporáneo de Moscú, haya sido encargada del programa ruso en ARCO, es algo que me parece muy importante. Son personas con una muy sólida formación que conocen perfectamente el arte contemporáneo español y que pueden de alguna manera ser vínculo, con sus proyectos, con las ocho o diez galerías sólidas rusas que ya existen, y con los más de 30 coleccionistas rusos. Esto último es otra cosa importante porque el arte contemporáneo no sobrevive sin coleccionismo. Y Rusia es un país de coleccionistas, yo diría que mucho más que España. En este sentido siempre lo ha sido y ahora también lo es. El ámbito del arte contemporáneo es un tema muy importante en las relaciones culturales internacionales, y desde luego creo que, entre España y Rusia es un capítulo muy interesante. En este sentido, España tiene mucho que aportar y al mismo tiempo mucho que recibir. Rusia aunque haya tenido este gap, ha sido más de movimiento que de profundidad, porque desde hace ya bastantes años ha habido artistas magníficos que están expuestos en los mejores museos del arte contemporáneo del mundo, y son muy numerosos. Todos estos artistas empezaron ya a generar su obra en la década de los 80, y no olvidemos todos los movimientos que existían. Por ejemplo, el conceptualismo moscovita que se expone en los grandes museos del mundo como un arte absolutamente moderno, aunque no sea estrictamente contemporáneo. Los españoles también tenemos mucho que aprender y muchas cosas que ver, de cómo se concebía y se vivía el arte en Rusia en todos esos años que han sido más complejos, y en los que Rusia parece que ha estado más alejada. Por eso, yo creo que la dimensión de lo contemporáneo es un tema muy importante en el Año Dual entre otras cosas porque nos ha dado algunas exposiciones muy interesantes del arte contemporáneo tanto ruso en España, como español en Rusia. Mañana mismo tenemos varias reuniones para organizar en el Museo de Arte Moderno de Moscú una gran exposición del arte contemporáneo español que será, sin duda, muy interesante, vamos, de primera categoría. También habrá exposiciones de fotógrafos contemporáneos como Alberto García-Alix, Chema Madoz, Isabel Muñoz, unas en museos públicos, otras en museos privados o en galerías privadas, igual pasará en España también. En este sentido, creo que lo contemporáneo es desde luego un eje de la programación del Año Dual.

Ha mencionado Vladivostok como una ciudad que participa en el Año Dual. ¿Es práctico contar con tales distancias entre España y Vladivostok?


No es fácil, y yo supongo que los organizadores tendrán que vencer problemas, sobre todo el de muchas horas de vuelo y el coste económico de los viajes. Pero Vladivostok no es solamente interesante por la cultura. Para España es muy interesante por el tema de la pesca, por ejemplo. Toda la zona del Primorie, Magadán, todos los caladeros, no solamente por la pesca en sí, sino por todo lo que España sabe de infraestructuras y lo que puede aportar a esta industria. Me refiero a la flota, a los procesos de conservación, el tratamiento en las piscifactorías… España tiene mucho interés por compartir con Rusia estos aspectos, ya ésta que necesita una renovación de su flota y una reforma de su industria pesquera.

¿Existen otros ámbitos esenciales que se planteen examinar ambas partes?

Desde muy pronto, cuando se iniciaron las primeras reuniones bilaterales de trabajo o de coordinación, distinguimos una serie de áreas en las que el empresariado ruso y el español podrían coincidir y encontrar sectores comunes de interés. Hay varios, pero yo me voy a referir al que creo que es, sin duda, el más importante, y al que España no ha llegado la primera, pero llega en el momento en el que puede, en el que su dimensión económica, empresarial y sus intereses se lo permiten. Me refiero al tema de las infraestructuras. Rusia es un país que necesita no solamente nuevas infraestructuras, esto se necesita siempre en todos los países, sino que necesita una renovación amplia y profunda de las existentes. Con esto me refiero a las autopistas o a los ferrocarriles por ejemplo, el tema de la alta velocidad… Rusia es muy grande, y no solamente Alemania y Francia tienen el monopolio de alta velocidad, también lo tiene España. España es el país que tiene más kilómetros de alta velocidad del mundo y además de reciente construcción, lo que quiero decir es que posee la tecnología más avanzada en la alta velocidad. Los trenes de alta velocidad españoles alcanzan velocidades y tienen una calidad que, me van a perdonar, pero que es igual o superior a los de los alemanes o a los de los franceses. Yo no aspiro a que España consiga los mejores contratos, estos ya los han conseguido otros paises, pero Rusia es inmensa y además España es líder en una cosa en la que tiene gran experiencia, y es en toda la tecnología de cambio del ancho de railes. A Rusia le interesa especialmente, puesto que tiene que hacer lo mismo que España ha tenido que hacer durante mucho tiempo, y ha sido cambiar el ancho del rail. En este sentido, creo que hay temas muy interesantes. Pero no solamente es esto, en un tema que es tan importante como las infraestructuras, es la gestión de las infraestructuras en la que España es un país líder. La gestión de un aeropuerto como el de Egipto, o el de Londres, es gestión española, y no solamente el egipcio sino de otros grandes aeropuertos, y otros grandes centros de comunicaciones españoles repartidos por el mundo, autopistas, ferrocarriles, aeropuertos, estaciones de trenes, estaciones marítimas, puertos, garajes, parkings…, Moscú creo que necesita una revisión de toda su infraestructura urbana. Al mismo tiempo infraestructuras para gestionar los residuos urbanos que generan una ciudad, para el tratamiento de aguas, para la eficacia y ahorro energético en la distribución de la energía. En todo esto España es líder. Y yo creo que son temas que a Rusia le interesan especialmente.

Luego también está la energía y el tema de la energía en sí, la eficiencia energética y las energías renovables. Y también hay temas como el turismo y la relación del turismo con la empresa y con la conservación del patrimonio arquitectónico de las ciudades turísticas. Por ejemplo, el Anillo de Oro, yo pienso que Rusia no explota correctamente todos sus recursos de patrimonio turístico. En eso España tiene bastantes expertos de como hacerlo. Y después hay muchas otras cosas como el comercio que va muy bien, todo lo que son productos del consumo, productos cárnicos... en esto no voy a entrar... perfumes, moda esto funciona muy bien. Los rusos saben muy bien que ahí está una de las grandes, la más evidente, tal vez, calidades de la economía española y de los productos españoles. Pero a mí personalmente, como el Embajador del Año, lo que me interesa es la inversión. Si los rusos no invierten en España y los españoles no invierten en Rusia y la inversión no incluye los intercambios de las acciones con cierta familiaridad con cierta seguridad y con cierta confianza, no podemos hablar de una relación económica sólida, es obvio y esto tiene que darse en los dos sentidos.

Ya en el programa de los reyes en San Petersburgo habrá contactos de empresarios que de alguna manera prefigurarán el desarrollo de los distintos actos económicos que va a tener el Año. Por ejemplo, en marzo, a finales se inaugurará la mini-expo en el Manezh, “España. Vivir e Innovar”, que está dedicada a todas aquellas industrias, firmas, instituciones que trabajan para marcar una forma de vivir y de innovar que se consigue a través de la creatividad, la tecnología, a veces del arte, del viaje, del turismo, del medio ambiente, de la vida urbana, es la vida de todos los días pero como hacerla mucho mas cómoda, mucho mas bonita, mucho más agradable, exportable y mucho más avanzada tecnológicamente y mas barata energéticamente. Esto será en marzo. Después España es invitada de honor en el foro económico en San Petersburgo en la que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, tendrá un papel relevante de la mano del presidente ruso y primer ministro de Rusia. Después habrá otros grandes foros empresariales ruso-españoles organizados por la parte española para continuar y proseguir los trabajos que se inicien desde febrero. Y todo esto sin mencionar las más de un centenar de actividades culturales en ferias, como la feria Gourmet, la feria de los vinos de San Petersburgo, Prodexpo que va a haber tanto en España como en Rusia, las ferias de nanotecnología de Bilbao, la ferias de nanotecnología de Moscú, 4 foro de innovación y tecnología hispano-ruso que tendrá lugar este ano en Moscú y el año anterior fue en España. La memoria no me da para todos los eventos. Hay también encuentros en la materia de energía nuclear, en materia de robótica astrofísica en muchísimos ámbitos. No todos tienen la misma importancia, no todos son grandes eventos, algunos son más pequeños como corresponde al ámbito científico, pero entre todos constituimos que el Año Dual sea un año sólido. Obviamente no esperamos resultados gigantes de golpe, pero se persigue que haya al menos firmas de algunos buenos contratos tanto allí como aquí, y el camino abierto para una colaboración y una potenciación mutua de lo que cada país tiene, y de lo que cada país sabe hacer mejor.

¿Qué recibirá España del país ruso en este Año Dual?


La presencia de Rusia en España será muy diversa. Rusia va a traer una gran exposición dedicada a los logros científicos y a la conquista del espacio, en la que también ha sido líder en muchos aspectos, y esta exposición tiene mucho interés porque dentro del ámbito exótico en lo que la mentalidad española considera a Rusia, aparte de la gran cultura, del Hermitage, las compañías de danza, del Bolshoi y el Mariinski...Aparte de eso, la ciencia en Rusia es como el escalón que viene inmediatamente después para la mentalidad española. Luego está la gran literatura, la naturaleza desbordante, los grandes bailarines, artistas, escritores, poetas y... científicos. Los españoles saben perfectamente quien es Mendeléiev, lo sabe todo el mundo, además saben quien es Gagarin. Esta referencia ha sido muy bien identificada por la parte rusa. Esta exposición se inaugurará, yo calculo, hacia el mes de junio en Madrid y será desde luego una de las grandes exposiciones por la parte rusa. Luego hay muchas otras exposiciones en muchos tipos de materia y participaciones especiales en ferias. He mencionado antes la feria de nanotecnología de Bilbao, no recuerdo ahora mismo la fecha, me van a disculpar. También Rusia es invitada de honor en la feria de Barcelona Meeting Point que es una feria de «real estate», pero no sólo esto, es todo lo que la rodea. Todas las industrias que rodean el «real state», que tiene que ver con la tecnología, la construcción los materiales, es decir, no solamente es comprar propiedad inmobiliaria, sino todo lo que valora, mejora y potencia el valor de la propiedad inmobiliaria en todos los sentidos, desde la turística hasta la doméstica.

Suponemos que el Año Dual no finalizará el 31 de diciembre.


No. Exacto. Y ésa es mi idea. Es como un jardín en el que estamos sembrando muchas cosas y seguramente a mediados del año habrá todavía proyectos interesantísimos que realizaremos en el otoño de 2012. Esto sería lo ideal para mí, que todo esto continúe. Porque realmente este es el objetivo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.