Una cooperación que se desarrolla desde hace 126 años

El presidente de Rusia Dmitri Medvédev y el presidente de Argentina Cristina Fernández de KirshnerFoto del archivo de la Embajada de Rusia en la Argentina

El presidente de Rusia Dmitri Medvédev y el presidente de Argentina Cristina Fernández de KirshnerFoto del archivo de la Embajada de Rusia en la Argentina

El primer enviado del Imperio Ruso en la República Argentina, Alexander Ionin, escribía en los 50 del siglo XIX que la Argentina «está logrando muchos éxitos, su población crece rápido y la importancia del puerto de Buenos Aires ha superado a la de Río de Janeiro».

Las relaciones oficiales entre Rusia y Argentina se establecieron hace 125 años - el 22 de octubre de 1885, fueron suspendidas después de octubre del 1917 y posteriormente restomadas en 1946. Desde aquellos tiempos la Argentina es uno de los socios de Rusia más importantes en América Latina, con el cual se desarrolló una estrecha cooperación en todas las esferas.

Argentina llegó a ser la segunda patria para miles de personas de Rusia. Antes de la Primera Guerra Mundial existía una comunicación regular entre los puertos de Odessa y Buenos Aires. Como resultado de diferentes olas de inmigración que tuvieron lugar en el transcurso del siglo XX actualmente en Argentina viven más de 100.000 personas que se asocian con el idioma y la cultura rusos.

Los vínculos ruso-argentinos entraron en una nueva fase de desarrollo a mediados de la década de 1980, a lo cual contribuyeron los procesos de democratización que se desarrollaban casi paralelamente en ambos países. A partir de aquella época se ha activado el diálogo político y se ha dado un impulso al proceso de renovación de la base jurídica de las relaciones ruso-argentinas y muy especialmente, debido a la formación de la economía de mercado en Rusia, la cooperación económica y comercial recibieron un estímulo pronunciado.

El desarrollo del diálogo político tiene el dinamismo considerable. En su fundamento,la consonancia y afinidad de los enfoques de ambos países hacia los problemas clave del mundo contemporáneo, así como ambos se muestran a favor de su resolución sobre una base de multilateralidad, la supremacía del Derecho Internacional y el afianzamiento del papel principal de la ONU en asuntos mundiales. Ambos países cooperan estrechamente dentro de los organismos internacionales en el espectro más amplio de las cuestiones: desde el desarme y la no proliferación de las armas de destrucción masiva, el mantenimiento de la paz internacional y seguridad global, la resolución de conflictos en el mundo por medios políticos hasta las esferas del derecho marítimo y ultraterrestre y lo relacionado con Antártida.

El Acuerdo Sobre las Bases de las Relaciones entre Rusia y Argentina firmado en 1998, refleja el estado avanzado de la cercanía y amistad ruso-argentina, la que también abrió un nuevo espacio legal para ir formando nexos multifacéticos en distintas áreas de cooperación. La visita a Argentina en noviembre de 1997 del entonces Canciller de Rusia Evgueni Prímakov, las visitas a Moscú de los presidentes de la República Argentina Raúl Alfonsín (1986) y Carlos Saúl Menem (1990 y 1998), y la visita oficial a Moscú en noviembre de 2000 del Canciller de la República Argentina Adalberto Rodríguez Giavarini, marcaron pautas en el avance de la cooperación entre ambos países.

En diciembre de 2008 las relaciones bilaterales recibieron un impulso muy especial. Durante la visita a Moscú de la Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se firmó la Declaración Conjunta del Establecimiento de Relaciones de Asociación Estratégica, en el desarrollo de la cual los Cancilleres suscribieron el Plan de Acción en septiembre de 2009. El documento delineó tareas realistas y concretas con miras a alcanzar diversos objetivos en las esferas de la colaboración política, económico-comercial, de inversiones, científico-técnica, técnico-militar, en la cooperación en el ámbito de altas tecnologías, en el campo legal, cultural, educativo, así como en las áreas del deporte y turismo, los contactos entre personas y entre las regiones de la Federación de Rusia y las provincias de la República Argentina.

En abril de 2010 se celebró la primera visita oficial a la Argentina de Dmitri Medvédev, el Presidente de la Federación de Rusia, que coronó los 125 años de relaciones diplomáticas entre ambos países. Los presidentes firmaron una Declaración Conjunta que refuerza la cooperación en el marco de las relaciones de asociación estratégica y 11 acuerdos bilaterales, entre ellos, un Programa de Cooperación Cultural y un Memorando de entendimiento entre la Agencia Federal del Espacio de Rusia (Roscosmos) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) de la República Argentina en el campo de la utilización y desarrollo del Sistema Satelital Global de Navegación GLONASS, que supone el despliegue en Argentina de una estación terrestre. También firmaron un acuerdo sobre cooperación nuclear con fines pacíficos; un convenio sobre cooperación en investigación geológica e hidrocarburífera; y otros sobre transporte, legislación forestal, deportes y energía.

Los acontecimientos más importantes en el marco del diálogo político en los últimos años han sido la visita del Presidente del Gobierno de Rusia Mijaíl Fradkov a Buenos Aires en abril de 2006, las visitas a Rusia del Ministro de Relaciones Exteriores de la Argentina Jorge Taiana en octubre de 2006 y septiembre de 2008 y a la Argentina del Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Serguéi Lavrov en diciembre de 2006.

Están desarrollándose de manera activa los contactos interparlamentarios. En ambos países existen correspondientes agrupaciones de parlamentarios de amistad. En junio de 2010 el Presidente del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, Serguéi Mirónov, llegó a la Argentina para profundizar las relaciones bilaterales y apuntalar los acuerdos estratégicos firmados por los Presidentes de ambas naciones. En el marco de su visita S.Mirónov firmó un Memorándum interparlamentario, así como un Convenio entre Consejo de la Federación y el Parlamento del Mercado Común del Sur.

Entre otros sucesos significativos de las relaciones bilaterales cabe destacar los viajes a Buenos Aires del Procurador General de Rusia, Vladímir Ustinov, en abril de 2006; del Presidente de la Corte Suprema de Rusia, Viacheslav Lebedev, en diciembre de 2007 y del Secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, en octubre de 2008.

Un potencial considerable para promover vínculos mutuamente ventajosos se aprecia en el establecimiento de contactos directos entre regiones y de Rusia y provincias de la Argentina; las relaciones de fraternidad entre varias ciudades rusas y argentinas, como las ciudades de Izhevsk y Córdoba, Mozhaysk y Oberá. En 2009 en San Petersburgo fue suscrito el Convenio entre el Gobierno de San Petersburgo de la Federación de Rusia y la Municipalidad de Mar del Plata de la República Argentina sobre el establecimiento de relaciones solidarias. En abril de 2010, la gobernadora de San Petersburgo Valentina Matvienko y el alcalde de la capital argentina Mauricio Macri firmaron en Argentina el Convenio de cooperación entre los gobiernos de las dos ciudades.

El desarrollo del diálogo político tiene una proyección directa sobre la vida cotidiana. Argentina es uno de los socios comerciales clave de Rusia y con más futuro en la América Latina. El volumen del comercio ruso-argentino en el período enero-septiembre de 2010 llegó a 781 millones de dólares; las exportaciones de Rusia ascendieron a 130 millones y las importaciones a 651 millones de dóalres.

Las empresas rusas trabajan en ámbitos de la economía argentina como la modernización y construcción de los ferrocarriles (proyectos Belgrano y Transandino); la exploración y extracción del petróleo y gas natural; la construcción de gasoducto Salta-Córdoba; el suministro del equipo ruso de gas natural licuado y comprimido; el suministro y montaje para el equipamiento de transporte público de pasajeros; la electrificación de algunas regiones de Argentina (San Martín en la provincia Buenos Aires); la cooperación en la investigación y el uso del espacio cósmico con fines pacíficos.

Anualmente se celebra la Comisión Intergubernamental Argentino-Rusa para la Cooperación Económico-Comercial y Científico-Técnica, que dio un impulso al desarrollo de los lazos en los negocios. La próxima cumbre se plantea para el período marzo-abril del año 2011.

En la esfera de cooperación técnico-militar se dio un impulso importante con la firma del contrato entre la empresa estatal Unitaria Rosoboronexport y el Ministerio de Defensa de la República Argentina para el suministro de dos helicópteros MI-171 y su mantenimiento en talleres argentinos. En 2008 empezó a funcionar la Comisión Intergubernamental Argentino-Rusa para la Cooperación Técnico-Militar. En los últimos años se ha convertodo en tradición el uso de buques polares y helicópteros rusos para el programa argentina de investigación en Antártida.

Tradicionalmente se desarrolla una activa cooperación en las esferas cultural, científica y deportiva. Se mantienen vínculos entre las universidades de nuestros países. Anualmente el Ministerio de Educación y Ciencia de la Federación de Rusia y la Universidad de Rusia de la Amistad de los Pueblos, una de las universidades estatales más reconocidas de Rusia concede a Argentina cinco becas para los estudiantes y posgraduados argentinos en las universidades rusas.

El texto ha sido concedido por la embajada de Rusia en Argentina

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.