Mijaíl Serguéyevich Gorbachov. Biografía

Mijaíl S. Gorbachov Foto de AFP_EastNews

Mijaíl S. Gorbachov Foto de AFP_EastNews

Mijaíl Gorbachov (Михаил Сергеевич Горбачёв) nació el 2 de marzo de 1931 en el pueblo de Privolnoye, región de Stávropol. A mediados de la década 1980 introdujo una serie de reformas basadas en los conceptos de la glasnost y la perestroika y activó un significativo acercamiento de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos. Gorbachov fue el séptimo y último Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).

Primeros años de su carrera


Gorbachov se afilió al PCUS en 1952. En 1955 se licenció en derecho por la Universidad Estatal de Moscú (MGU). A finales de la década de 1950 fue nombrado primer secretario del comité urbano del Komsomol de Stávropol.

En 1967 completó un curso por correspondencia del Instituto Agrícola de Stávropol. Tres años después fue elegido miembro del comité central del PCUS. En 1978 lo nombraron secretario de agricultura del Comité Central y en 1980 ingresó en el Politburó como miembro de pleno derecho. Gorbachov formó parte del Politburó hasta el año 1991. Su ascenso se debió, en parte, al apoyo del influyente ideólogo Mijaíl Súslov.

Durante el mandato de Yuri Andrópov como secretario general del Comité Central del PCUS, entre 1982 y 1984, Gorbachov fue un miembro destacado del Politburó y contribuyó al ascenso de una nueva generación de políticos a los niveles más altos del gobierno. De 1984 a 1985 pasó a dirigir el comité de asuntos exteriores de la Unión Soviética.

En marzo de 1985 Gorbachov fue nombrado Secretario General: era el primer dirigente de la Unión Soviética nacido después de la Revolución de Octubre. Ocupó el cargo hasta el 24 de agosto de 1991.

Perestroika


Mientras desempeñó el cargo de Secretario General introdujo una serie de reformas que supondrían un cambio profundo en el tejido socioeconómico de la Unión Soviética.

La política de glasnost (apertura) conllevo mayor libertad de expresión y de prensa. También favoreció la rehabilitación de numerosos opositores de Stalin y presos políticos que vivían en el exilio a mediados de la década de 1980. El disidente Andrei Sájarov fue invitado a regresar a Moscú en 1986, tras seis años de exilio en Gorky.

Después comenzó la perestroika y la revisión de la política económica puso la mira en la modernización, el aumento de la productividad y la reforma de la burocracia soviética. En 1988, Gorbachov aprobó una ley sobre cooperativas que permitía la propiedad privada de las empresas por primera vez desde la Nueva Política Económica. Sin embargo, la política económica de Gorbachov iba a provocar a finales de la década de 1980 una grave crisis que se caracterizó por la escasez de alimentos, el déficit estatal y una deuda externa que aumentaba de forma vertiginosa e incontrolada y que redujo significativamente los fondos de oro.

La perestroika también cambió el panorama político. En junio de 1988, Gorbachov redujo el control del Partido sobre la maquinaria gubernamental cuando introdujo un sistema presidencial y el congreso de los diputados del pueblo. Hubo elecciones libres para elegir a los diputados. También hubo cambios de personal. En mayo de 1985, Gorbachov sustituyó al anticuado ministro de asuntos exteriores, Andrei Gromyko, por Eduard Shevarnadze.

Relaciones internacionales


En enero de 1986, Gorbachov presentó la “Propuesta de Enero”: una estrategia para eliminar las armas nucleares de medio alcance (INF) de Europa y suprimir todas las armas nucleares para el año 2000. Ese mismo año, comenzó la retirada de los soldados soviéticos de Afganistán y Mongolia.

En una reunión celebrada en Reykiavik en octubre de 1986, Gorbachov y Reagan acordaron eliminar los sistemas INF de Europa, igualar los límites globales 100 cabezas de misiles balísticos y eliminar todas las cabezas nucleares para el año 1996. Las negociaciones que siguieron a estas conversaciones condujeron a la firma del Tratado INF de Ginebra en 1987. Ese mismo año Gorbachov fue nombrado “hombre del año” por la revista “Time”.

En 1988, Gorbachov anunció la retirada total de Afganistán, que culminó al año siguiente. También en 1988 anunció la reducción de la influencia soviética en las naciones del bloque del este, abandonando así la doctrina de Brézhnev. Esta medida estimuló los movimientos independentistas en todo el área, lo que finalmente provocó la caída de la Unión Soviética. Gorbachov no intervino en la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989; posibilitó que la reunificación fuera un problema a resolver entre las dos Alemanias.

Gorbachov había mejorado notablemente la relación de la Unión Soviética con el mundo occidental. Estableció sólidas relaciones con líderes extranjeros, como el canciller Helmut Kohl, Ronald Reagan y Margaret Thatcher. En 1989 le concedieron la Medalla de la Paz de Otto Hahn y al año siguiente el Premio Nóbel de la Paz.

La caída de la Unión Soviética


En marzo de 1990, Gorbachov fue elegido primer presidente de la Unión Soviética con el 55% de los votos de los diputados, cargo que ocuparía hasta el 25 de diciembre de 1991.

Sin embargo, las crisis políticas de 1990 y 1991 fueron deteriorando el PCUS y las repúblicas aumentaban su presión para lograr la independencia, mientras que Boris Yeltsin se convertía en una figura política cada vez más destacada. Fue durante este periodo cuando el gobierno de Gorbachov reconoció que el NVKD había sido responsable de la masacre de Katyn en 1941.

En agosto de 1991, el ala dura del PCUS organizó un golpe de estado para intentar derrocar a Gorbachov. El presidente pasó tres días de arresto domiciliario en una dacha de Crimea hasta que fue liberado y volvió a tomar el poder. El fallido golpe y el papel fundamental jugado por Boris Yeltsin en la restauración del poder debilitaron la influencia de Gorbachov. Aún se vio más afectado tras la detención de los organizadores del golpe,ya que muchos habían sido sus estrechos colaboradores.Entre agosto y septiembre de 1991, Estonia, Letonia, Lituania, Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Georgia, Armenia, Azerbayán, Kazajstán, Kirguizistán, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán declararon su intención de abandonar la Unión Soviética. Al mismo tiempo, Boris Yeltsin ordenó al PCUS suspender las actividades en el territorio de Rusia y clausuró el edificio del Comité Central de Stáraya Plóschad. Gorbachov dimitió como secretario general del PCUS el 24 de agosto y aconsejó la disolución del Comité Central.

A raíz del referéndum de Ucrania celebrado en diciembre de 1991, cuyo resultado supuso un respaldo masivo a la declaración de independencia, los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia se reunieron en el parque natural de Belovezh, cerca de Brest, en Bielorrusia. El 8 de diciembre firmaron el Tratado de Belovezh, fundaron la Comunidad de Estados Independientes y declararon la disolución de la Unión Soviética. Gorbachov dimitió el 25 de diciembre de 1991 y la Unión Soviética se disolvió formalmente al día siguiente.

Era post-soviética


Gorbachov continuó involucrado en política y criticó las reformas de Yeltsin durante el periodo inmediatamente posterior a la caída de la Unión Soviética. Fracasó en su intento por alzarse con la presidencia en las elecciones de 1996 y estableció el Partido Democrático Social de Rusia ese mismo año. En 2004 dimitió y en 2007 se disolvió el partido por defectos administrativos. A continuación, constituyó la Unión Social Demócrata y al año siguiente, junto con Alexander Lébedev, fundó el Partido Democrático Independiente de Rusia. En la actualidad continúa siendo copropietario del periódico “Nóvaya Gazeta”, periódico de la oposición que fundó en 1993 con las ganancias obtenidas gracias al Premio Nobel de la Paz.

Gorbachov es en la actualidad una figura pública destacada que aparece en anuncios y que ha lanzado un álbum dedicado a su difunta esposa con el fin de recaudar fondos para sus fundaciones benéficas. En 1992 asumió la presidencia de la Fundación Internacional de Estudios Socioeconómicos y Políticos (también conocida como Fundación Gorbachov) y al año siguiente fundó la Cruz Verde Internacional, de la que también es presidente.

Gorbachov no ha dejado nunca de expresar sus opiniones sobre asuntos internacionales y nacionales. En 1999 se opuso al bombardeo de Yugoslavia por parte de la OTAN y en 2003 a la guerra de Irak. Cuando en 2008 estalló la guerra en Osetia del Sur criticó el apoyo estadounidense al presidente de Georgia Mijaíl Saakashvili en un artículo publicado en el “Washington Post”.

Gorbachov se ha declarado ateo aunque de niño fue bautizado por la iglesia ortodoxa rusa. Tiene una hija. Su esposa Raissa alcanzó amplio reconocimiento internacional por su labor de apoyo a las causas benéficas, al patrimonio cultural de Rusia y a los programas de salud y educación. Murió de leucemia en 1999.

Originalmente publicado en Russia Profile

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.