BP predijo la toma de TNK-BP por parte de Rosneft

Foto de Reuters/Vostock Photo

Foto de Reuters/Vostock Photo

¿Preocupación o esperanza? La compra de TNK-BP por parte de Rosneft pudo haber influido en BP a la hora de decidirse a considerar a la gigante petrolera estatal como el mejor socio a largo plazo, tal y como revela el diario “The Guardian”, citando los cables de Wikileaks.

El periódico británico se refiere a unos cables estadounidenses del año 2008: poco después de que BP saliera maltrecha tras un reñido enfrentamiento con AAR, socio de TNK-BP, se dijo que David Peattie, directivo de BP en Rusia, esperaba que Rosneft disolviera TNK-BP para finales del 2011.

El diario cita un cable fechado en noviembre del 2008: “Pettie dijo que, a medio plazo, es decir, dentro de dos o tres años, BP esperaba que el gobierno ruso se hiciera cargo de TNK-BP y que separase las partes de la empresa dedicadas al petróleo de las que se ocupaban del gas. Tras ello, Rosneft y Gazprom pasarían a tener el control”.

No está claro si BP consideraba la hipotética situación planteada una preocupación o una esperanza. Por otra parte, existe un segundo cable, fechado en septiembre de 2009, que apunta a la posible preocupación de BP por la posibilidad de molestar al Kremlin a causa de los grandes beneficios de TNK-BP: “Timothy Summers (antiguo director de operaciones de TNK-BP, que en esos momentos era su representante más veterano) dijo que estaba preocupado, ya que en algún momento el papel de BP en TNK-BP iba a ser cuestionado por los dirigentes políticos debido a que BP “había invertido 8.000 millones de dólares” y ya se “había llevado 12.000”. Además, explicó que, como BP reinvierte la mayoría de sus dividendos fuera de Rusia, esperaba que la compañía fuese controlada más estrictamente desde el poder político”.

En 2008 la empresa británica estaba recuperándose del golpe que supuso tener que retirar a Mijaíl Fridman y a sus socios de AAR tras una larga disputa acerca de la expansión internacional. Es posible que el gigante británico creyese que el estado era un socio menos codicioso. Lo que está claro es que durante el tiempo que duraron las discusiones circulaban abundantes rumores acerca de la posible venta de alguno de los socios de TNK-BP a una empresa controlada por el estado.

Es probable que tras el anuncio de un acuerdo importante con Rosneft, BP intente eludir su cooperación con AAR o, en su caso, busque seguridad extra bajo el auspicio de Rosneft. De lo que no hay duda es de que los informes sugieren que Friedman está descontento con el nuevo acuerdo. En cambio, dada la experiencia de años anteriores sería imprudente que BP provocase su ira sin la protección de importantes círculos políticos. Dado que el primer Ministro Putin y su secretario, Igor Sechin, se han implicado personalmente en el trato con Rosneft, parece que la protección es suficiente, al menos de momento.

Por su parte, tal y como informa el diario “The Moscow Times”, AAR está haciendo notar que podría tener derecho a involucrarse en el asunto, ya que ha suscrito un acuerdo de cooperación exclusiva en los nuevos proyectos de BP en Rusia y Ucrania.

Stan Polovets, director ejecutivo de AAR, explicó que cualquiera de los dos socios, BP o AAR, está obligado a informar al comité administrativo de TNK-BP sobre los nuevos proyectos que consiga en los citados países antes de comenzar negociaciones importantes. Tras este trámite, la administración, pasará el asunto a la junta directiva, que decidirá sobre la conveniencia del negocio.

TNK-BP estaba informada de las negociaciones sobre el Ártico. Según Polovets, duraron cinco años, pero no se han alcanzado resultados concretos. El acuerdo actual tampoco es definitivo, de acuerdo a la información del consorcio. Todo parece que BP presentará dicho acuerdo ante la comisión de TNK-BP en cuanto se hayan decidido los detalles; sólo entonces TNK-BP decidirá si le interesa el acuerdo. Polovets señaló que lo más probable era que la respuesta fuese positiva.

Evidentemente, BP se ha distanciado de los comentarios filtrados a “The Guardian”. Desde BP han declarado: “Eso fue en el pasado, y el presente es el presente. Parece que esas afirmaciones de la embajada de EEUU se produjeron tras el duro enfrentamiento en la reunión con AAR. Ha llovido mucho desde entonces”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.