Las estatuas de basura ganan fama en una ciudad rusa

En una de sus calles, una joven pensativa se estableció junto con su ordenador, navegando en Internet. La escultura simboliza la red. No sólo ella es insólita sino también el material con que fue creada: “botes, cisternas, escudillas, y resulta una figura”, cuenta Vasili Chúykov, su creador.

Seres humanos, animales, objetos, todo nace de un simple montón de desperdicios. Para abastecerse de materia prima, Vasili recorre los basureros cercanos, recogiendo decenas de kilos de desechos metálicos. El soldador Alexánder ayuda a Vasili a materializar sus ideas.

A menudo resulta un trabajo delicado, casi como el de un joyero, ya que el tamaño de las obras varía desde la más diminuta hasta una enorme. Su primera creación conjunta, “Monumento a un secretario ponente”, expuesta en una de las calles de la ciudad, sorprendió incluso a los más escépticos. Confiesan que la imaginación del autor no tiene límites, y le piden colocar más esculturas similares en las calles.

El pequeño lugar donde Vasili expone sus criaturas poco a poco se ha convertido en un centro de descanso de los locales, donde la gente viene para adivinar por qué el camello es tan pensativo, a quién está filmando el camarógrafo y qué le hace reír al motociclista. Estos han llegado a ser un punto de encuentro de los aficionados a las motos, que organizan allí sus carreras.

La fama de las obras de Vasili ha superado los límites de Stávropol. El escultor recibe encargos desde otras ciudades vecinas. Y cada vez más personas se convencen de que el verdadero talento puede dar vida a la inspiración y la belleza, absolutamente de cualquier material, incluso la basura.

http://actualidad.rt.com/actualidad/rusia/issue_19416.html

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.