Todo está listo para exclamar: “¡Salud, España!”

La economía, la vida social y cultural, la educación y la ciencia originadas en España viajarán a Rusia. A su vez, Rusia presentará en España los mejores logros acumulados por su plurinacional pueblo. El Quijote ha sido y sigue siendo un libro de cabecera para muchas generaciones de rusos. Las piezas de los clásicos del Siglo de Oro español –desde Lope de Vega hasta Calderón de la Barca- llevan tres siglos subidas a los escenarios de los teatros. Los vínculos políticos, establecidos al más alto nivel, llegan cargados de buenas intenciones.

En los últimos 30 años, España ha avanzado con fuerza en diferentes ámbitos, desde la infraestructura de caminos hasta las energías alternativas. Sin embargo, a pesar de que existen experiencias positivas de cooperación, el déficit en este sentido en los ámbitos científicos es evidente. El Año Dual busca renovar el interés mutuo.

La parte cultural del programa será la más evidente. Las actividades comenzarán con una exposición de obras maestras de la pintura española, procedentes del Museo del Prado, en el Hermitage de San Petersburgo, en febrero, y terminarán, en diciembre, con un concierto de gala de los solistas de los ballets del Bolshoi y del Mariiski, en el Teatro Real de Madrid.

La Semana Cósmica, en mayo, se dedicará al cincuentenario del vuelo al espacio de Yuri Gagarin. En otra exposición sobre innovación, se presentará lo más interesante y actual del trabajo de varios científicos rusos. También se organizarán distintos seminarios sobre inversiones en infraestructuras, telecomunicaciones y altas tecnologías, y encuentros entre pequeños y medianos empresarios y juristas especializados en legislación comercial. Por último, España será huésped especial del Foro Económico de San Petersburgo, y Rusia será invitado especial en el Foro de Inversiones de Barcelona. Ya podemos afirmar que todo está listo para, al entrar en el 2011, exclamar: “¡Salud, España!”.