Fallece Víktor Chernomyrdin

Foto de Vasili Maximov, Kommersant

Foto de Vasili Maximov, Kommersant

El consejero especial del presidente de Rusia para la cooperación económica con los países de la CEI, Víktor Chernomyrdin, murió durante la noche del 3 de noviembre. La última semana el político cogió la baja.Chernomyrdin estaba muy afectado por el fallecimiento de su esposa, Valentina Fiódorovna, fallecida el 13 de marzo a consecuencia de una larga enfermedad a la edad de 72 años. Chernomyrdin será enterrado en el cementerio moscovita de Novodévichi, junto con su mujer.

La sesión de la Duma Estatal empezó con un minuto de silencio en memoria de Víktor Chernomyrdin. El líder del Partido demócrata liberal ruso, Vladímir Zhirinovski, comentó que Víktor Chernomyrdin había sido "un profesional competente, un patriota y una persona honrada". "Hoy en día echamos en falta personas así, y si cada uno de nuestros 83 gobernadores fueran tan buenos administradores, el país estaría muy bien”, subrayó Zhirinovski.

Víktor Chernomyrdin era ingeniero por el Instituto Politécnico de la ciudad de Kúibyshev. Trabajó en empresas del sector de los combustibles y la energía, en el Comité Central del Partido Comunista de la URSS y fue ministro de la industria gasística de la URSS. En 1989 Chernomyrdin creó y encabezó la empresa Gazprom. Entre 1992-1998 fue primer ministro de la Federación de Rusia, posteriormente fue presidente de Consejo Directivo de Gazprom, diputado de la Duma Estatal y embajador en Ucrania. El 11 de junio de 2009 Víktor Chernomyrdin fue nombrado consejero y mandatario especial del presidente para la cooperación económica con los países de la CEI.

Evgueni Yasin, director científico de la Escuela Superior de Economía y ministro de Economía entre 1994 y 1996:

— Lamento mucho el fallecimiento de Chernomyrdin y estoy muy orgulloso de que hayamos podido trabajar juntos. Él encabezó el gobierno en la época más difícil del país. Los años en los que fue primer ministro coincidieron con la mayor caída de la producción en Rusia, una inflación altísima y una crisis generalizada. Sufría sinceramente por no poder cambiar la situación radicalmente, aunque intentó hacerlo. Pero en aquella época en la que el mercado estaba experimentando una desorganizada transformación, la gente que tenía el poder de decisión, en líneas generales, podía hacer muy poco. Chernomyrdin lo entendía y se comportaba con dignidad, así que pudo aguantar con honor en el cargo de primer ministro de Rusia.


Mijail Kasiánov, ex presidente del Gobierno de Rusia

El ex presidente del Gobierno de Rusia, Mijail Kasiánov, ha comentado que Víktor Chernomyrdin tenía una intuición innata y una habilidad especial para conseguir consensos. "Sabía llegar a acuerdos con los directores de las empresas a los que había que convencer para trabajar de una nueva forma que ni les gustaba, ni conocían. Sabía ponerse de acuerdo con la oposición para aprobar leyes de envergadura en la Duma, incluidos los presupuestos del estado cuando ni siquiera había dinero en el país”, ha señalado el político. "Chernomyrdin sabía tomar decisiones y asumir sus responsabilidades", subrayó Kasiánov, recordando que el fallecido participó activamente en la liberación de rehenes en la ciudad de Budiónovsk.

Liubov Sliska, vicepresidenta de la Duma Estatal: "Una persona con una generosa alma rusa"

La vicepresidenta de la Duma Estatal, Liubov Sliska, afirma que Víktor Chernomyrdin tenía muy buena memoria para las caras de las personas y “una generosa alma rusa": "Siempre adivinaba de qué humor estaba uno, y siempre estaba dispuesto a ayudar en caso de necesidad, pero de una forma muy discreta”. Sus famosos aforismos, según Sliska, constituían una especie de defensa contra el mundo cruel en el que se encontraba. "Creo que le afectó muchísimo la muerte de su esposa, Valentina Fiódorovna, a la que quería mucho”, recordó la vicepresidenta de la Duma, añadiendo que la pareja había sido todo un ejemplo de familia ortodoxa rusa. "De Chernomyrdin se dirán muchas cosas, pero para mí es una persona extraordinaria", afirmó Sliska en una entrevista a la radio Kommersant FM.