Nacho Duato: “Veo que algo está naciendo”

Foto de ITAR_TASS

Foto de ITAR_TASS

Al equipo del teatro Mijáilovski le ha sido presentado su nuevo director artístico: Nacho Duato, que empezará a ejercer sus funciones a partir del 1 de enero de 2011.También han sido anunciados los planes para los próximos estrenos. El valenciano ha respondido a las preguntas de Olga Fedórchenko.

El 15 de marzo de 2011, los espectadores de San Petersburgo podrán ver dos de los éxitos de Nacho Duato que éste llevará al escenario del Mijáilovski: "Duende" con música de Debussy, y "White Darkness" ("Blanca Oscuridad") de Jenkins. Asimismo, en junio tendrá lugar el estreno mundial de su nuevo espectáculo de ballet en un acto cuyo título todavía se mantiene en secreto.

Durante el próximo festival “Mijáilovski” de danza contemporánea ,que tendrá lugar entre el 15 y el 25 de marzo y está producido por Serguei Danilián, serán presentados cuatro programas. En la inauguración los espectadores podrán disfrutar de varias producciones de Nacho Duato. Por una lado tendrán lugar las representaciones de "Duende" y "White Darkness" interpretados por los bailarines del teatro Mijáilovski, y por otro, el ballet "Remanso", que contará con la participación de los solistas del Bolshoi. La segunda parte del programa estará dedicada a la compañía "Aszure Barton and artists". Y la terceraa la compañía neoyorkina "Armitage Gone! Dance" que presentará la obra titulada"Tres teorías". La clausura del festival contará con un concierto de gala en el que participarán estrellas de la coreografía moderna internacional, incluidas las de la Ópera de París, y también serán representadas algunas miniaturas de Nacho Duato.

— ¿Cuáles son sus primeras impresiones respecto a la compañía?

— Las impresiones son muy buenas, he notado que los bailarines están entusiasmados. Veo que tienen muchas ganas de aprender algo nuevo. Me parece que están muy contentos por tener a su lado a un coreógrafo vivo. Me he sentido muy bien acogido.

Técnicamente todos están muy bien preparados. Lo más importante para un bailarín es que le guste lo que está haciendo. Claro que la técnica es importante, pero si uno no está entusiasmado, si no está abierto, la técnica no ayuda mucho. Me ha parecido que ellos realmente quieren hacer algo diferente. Sólo trabajé con ellos dos horas, pero ya veo que algo está naciendo. Vi tres veces “El lago de los cisnes” y en verano estuve también en el estreno de "Laurencia". Me gustaron Yekaterina Bórchenko, Irina Perren, Vera Arbúzova. Son mis bailarinas y podré trabajar con ellas. Me apetece inventar cosas para ellas.

— ¿Los bailarines responden rápido a sus ideas plásticas?

— Sin duda alguna, mi coreografía constituye para ellos un lenguaje nuevo que tendrán que aprender rápidamente. Igual que yo tendré que aprender ruso. Es posible que en dos o tres años llegue a hablarlo. Mientras tanto, los bailarines estarán aprendiendo mi lenguaje. Son buenos profesionales y lo conseguirán.

— ¿Le ha sido fácil decidirse a venir a San Petersburgo?

— Tardé unos cuantos meses en tomar la decisión. Evidentemente hay mucha diferencia con lo que estuve haciendo antes. Durante 20 años dirigí una compañía de danza en España y nunca pensé que tendría que encabezar un teatro clásico. En realidad, créame, no hay problema en cambiar un país por otro. Lo llevo haciendo toda la vida. Desde los 17 años voy de Londres a Ámsterdam, a Estocolmo, a Madrid o a París. Y San Petersburgo es una ciudad más, y muy bonita, por cierto.

Es imposible dirigir una compañía creativa organizando sólo conciertos de gala, presentándose en los estrenos y luego marchándose a otros países durante mucho tiempo porque has sido contratado por otras compañías. Durante 20 años, cuando estaba trabajando en Madrid, veía cada representación. Solamente me ausentaba tres semanas al año para trabajar en otros teatros. Por poner un ejemplo, la Ópera de París me pide que no les monte una obra en 2012. Para hacerlo, necesito cuatro semanas, pero podré irme de aquí más de quince días. Y estoy pensando en pedir disculpas y rechazar ese estreno porque mi deber es estar aquí. Este año he montado obras en Chicago, Burdeos, Oslo, dentro de poco me voy a Nápoles y también hay planes para montar ballets en Múnich y Montevideo (con la compañía dirigida por Julio Boca). Pero tendré que adaptar mis planes porque, a partir de ahora, en todo el mundo mi nombre se relacionará con el teatro Mijáilovski.

Tenemos planeado estrenar dos o tres obras de un acto, de tipo “largometraje” cada temporada. Realmente, eso es como en la cocina de un restaurante: siempre hay que tener productos nuevos, y en el horno siempre tiene que haber algo haciéndose.. Quiero que durante toda la temporada tengamos algo en el horno. Dentro de dos años, como mucho, vendrán aquí mis amigos Jiří Kylián, Foresight y Mats Ek. Trabajé con ellos durante años y seguimos siendo amigos. Si me apoyan aquí, acabarán trabajando aquí. En esta casa el proceso creativo no puede parar ni un instante.

— ¿Por qué ha elegido "Duende" y "Blanca Oscuridad" para el estreno?

— "Duende" es una obra mía bastante antigua, monté este ballet en 1990. Es un ballet abstracto, la historia de algo que no se ve, pero se siente. En"Blanca Oscuridad" se narra la historia de mi hermana que murió a los 29 años de una sobredosis. Es una obra muy actual. Con ella queremos demostrar que el teatro es algo más que diversión, queremos abordar un tema social complicado que pueda ayudar a las personas a comprender el peligro de las drogas.

— ¿Tiene intención de contratar a bailarines con los que haya trabajado antes?

— Durante la primera temporada, sólo tengo intención de trabajar con el equipo del teatro Mijáilovski. Y más tarde, claro que abriremos nuestras puertas. Estoy seguro de que bailarines de otras compañías querrán venir a trabajar con nosotros. Pero en cualquier caso, quiero que una cosa quede bien clara: ¡mis bailarines son los del teatro Mijáilovski!


Breve entrevista

El nuevo solista del teatro Mijáilovski sobre su designación
A partir del 1 de enero de 2011, el solista del teatro Mariinski Leonid Sarafánov trabajará en el teatro Mijáilovski. El nuevo solista ya ha sido presentado al equipo. eonid Sarafánovcomenta a Kommersant su designación.

Llevaba pensando en cambiar de teatro una larga temporada. No puedo decir que en el Mariinski estuviera a disgusto o que me hayan tratado mal, pero no he participado en ningún estreno a lo largo de la pasada temporada y sentía que me estaba quedando estancando. Comprendí que tenía que cambiar de entorno. Y fue entonces cuando el teatro Mijáilovski anunció que Nacho Duato iba a trabajar con ellos. Ha sido una de las causas por las que he aceptado la propuesta del Mijáilovski. Obviamente no ha sido una decisión fácil porque al Mariinski se lo debo todo. Durante estos nueve años he bailado todo el repertorio clásico, los ballets de Forsight y, además, conocí a mi mujer. Pero ahora estaba pasando por una crisis o por un estancamiento, llamémoslo así, del que nada me podía salvar, ni los recitales, ni los proyectos creativos personales. Seguimos representando "Şüräle" y "Espartaco", pero lo que me apetece es una nueva experiencia del estilo de Forsight. Claro que me apetece mucho bailar en los ballets de Nacho Duato. Y aunque me vaya del teatro Mariinski, me quedo en San Petersburgo, y eso es algo muy importante para mí.