El equipo de Purito

Rodríguez en la 6º etapa de la Vuelta a España 2010 y tras ganar una etapa en la Vuelta al País Vasco. Foto de Imago/Legion Media

Rodríguez en la 6º etapa de la Vuelta a España 2010 y tras ganar una etapa en la Vuelta al País Vasco. Foto de Imago/Legion Media

El Katusha, en la lista de equipos profesionales desde 2008, apuesta por los corredores rusos, aunque su líder es el español Joaquín ‘Purito’ Rodríguez.

Lo primero que atrae de esta escudería ciclista a los aficionados a las competiciones y a los profesionales de la bicicleta es su nombre. En lugar de promocionar, como es tradición, a su princial espónsor, los fundadores del equipo eligieron el nombre ruso Katusha, que hace referencia tanto a una famosa canción rusa como a una plataforma lanzacohetes de la Segunda Guerra Mundial. Quizás para sugerir de inmediato una asociación con una máquina bélica que no puede ser derrotada.

En su primera temporada, los ambiciosos corredores del Katusha finalizaron 26 veces primeros en distintas competiciones, aunque ninguna de ellas fue el Giro de Italia, el Tour de Francia u otra de las grandes. Sin embargo, el escándalo vino -como empieza a ser habitual en el ciclismo- por el positivo por dopaje de dos ciclistas: el austríaco Christian Pfanberguer y el español Antonio Coloma. Ayudó a ello la severa resolución adoptada por el Katusha, sin precedentes en el ciclismo contemporáneo: en todos los contratos de los corredores se ha agregado una cláusula según la cual el ciclista relacionado con el consumo de drogas no sólo será expulsado, sino que estará obligado a pagar a su equipo una compensación en dinero equivalente a cinco de sus salarios anuales. Uno de los corredores decidió no firmar.

En febrero de este año, el Katusha logró conmocionar de nuevo a la comunidad deportiva, cuando rechazó incorporar a uno de los mejores ciclistas del mundo, el español Alberto Contador (con un presupuesto de más de 10 millones de euros el equipo se lo podría permitir). El director decidió defender los intereses de los corredores rusos, por los que el equipo ha apostado con fuerza: de sus 27 miembros, 15 son ciudadanos de la Federación. Aunque, en la actualidad, el líder no es un local, sino el español Joaquín Purito Rodríguez, transferido del Caisse d´Epargne y primero en la clasificación mundial de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

A finales de marzo, el Katusha ganó por fin una competición Pro Tour, la Vuelta de Cataluña (en la categoría de equipos). Y Rodríguez se proclamó líder de la general. En la Vuelta a España, Purito se hizo con el maillot de líder en varias ocasiones, quedó cuarto en la general, y condujo al Katusha al primer lugar de la clasificación por equipos.

No es de sorprender que, en Rusia, Purito tenga ya bastantes admiradores, aunque los periodistas rusos no entiendiesen su apodo en un principio. En una de las crónicas de la Vuelta, uno de ellos tradujo “Purito” por “Torito”, lo que le llevó a hacer similitudes con el esfuerzo del ciclista y el maillot rojo de la Vuelta. Fue un aficionado el que corrigió el error del negligente reportero en Internet.

En sus escasos 20 meses de existencia, el Katusha se ha hecho un hueco en la élite mundial del ciclismo profesional, pasando de la décima posición a la quinta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.