Descubrir los Urales

Foto de Lori/Legion Media

Foto de Lori/Legion Media

La delegación de embajadores de los países iberoamericanos en la Federación de Rusia visitó, por primera vez, uno de los principales centros industriales rusos

Las regiones rusas están luchando por aumentar su atractivo para los inversores y su reconocimiento en el mundo, mientras que las compañías privadas intentan participar en concursos internacionales para el suministro de distintos productos. Los embajadores de ocho países (Argentina, Guatemala, República Dominicana, Colombia, Nicaragua, Paraguay, Perú y Chile) han sido invitados por el gobernador de la región de Sverdlovsk.

Los distinguidos invitados expresaron su interés por la posibilidad de suministrar fruta, vino, carne congelada, flores frescas y frutas exóticas directamente a la región de los Urales. El problema consiste en que en Rusia, de momento, sólo funcionan dos canales legales de suministro de productos a los Urales, uno a través de Moscú, y el otro a través de San Petersburgo, lo cual genera obstáculos burocráticos para los proveedores y repercute también en el bolsillo del consumidor.

Por su parte, los rusos están interesados en proyectos de cooperación en los sectores de maquinaria y energía, y es que las turbinas rusas de alta y media potencia son muy apreciadas en los países iberoamericanos.

También se habló del intercambio científico y cultural, la organización de actividades deportivas conjuntas y, lo más importante, la posibilidad de que jóvenes latinoamericanos estudien en las universidades de la región de los Urales.

Durante el primer semestre del año en curso, el intercambio comercial de la Región de Sverdlovsk con Argentina aumentó seis veces en comparación con el del año pasado, alcanzando casi los 4,2 millones de dólares. El aumento se debe al hecho de que la exportación de metales ferrosos y maquinaria a Argentina se ha multiplicado por 10. Argentina, por su parte, suministra a la región de los Urales alimentos y objetos fabricados con metales ferrosos.