Los bloggers hacen dimitir al responsable de los escandalosos concursos públicos del Ministerio de Sanidad y Desarrollo Social

Oleg Simakov. Foto de www.minzdravsoc.ru

Oleg Simakov. Foto de www.minzdravsoc.ru

Un alto funcionario del Ministerio de Sanidad, dirigido por Tatiana Gólikova, ha dimitido tras las críticas vertidas por los blogueros en relación al concurso público para la creación de una red social para médicos. El plazo previsto para la creación de la red era de 16 días y el presupuesto ascendía a 55 millones de rublos (1,3 millones de €). Según la opinión de la comunidad de internautas, la suma estaba destinada a tan solo una empresa y su precio era sospechosamente más alto que el de mercado.

El miércoles 13 de octubre por la tarde, el Ministerio de Sanidad y Desarrollo Social confirmó la dimisión del jefe del departamento de informática, Oleg Simakov, persona a cargo de los escandalosos proyectos destinados a la creación de páginas web para el ministerio. “Sí, ha presentado su dimisión por decisión propia”, comunicó a la agencia RIA Nóvosti Sofía Maliávina, portavoz de la ministra de sanidad y desarrollo social.

El motivo del escándalo ha sido la creación de una red social para médicos que tenía como objetivo romper las barreras entre los médicos del sistema público y los especialistas privados en diferentes regiones del país. Asismismo, la página web tenía que contener información de consulta para los profesionales ( diagnósticos, enfermedades y fármacos) y un apartado de noticias con informes sobre equipamiento médico y nuevos fármacos. Además, estaba previsto que incluyera un formulario para que los pacientes pudieran comunicarse con los médicos.

Tanto el alto precio, 55 millones de rublos, como el rápido plazo de ejecución del proyecto, 16 días, fueron motivo de sospecha. La información era accesible desde la página web de las licitaciones estatales. En 16 días la empresa encargada tenía que elaborar el software y probarlo, así como enseñar a los empleados de los centros médicos a utilizar la red social.
En aquel entonces, Oleg Simakov explicó que tal urgencia en la ejecución del proyecto estaba relacionada con cuestiones burocráticas; la orden ministerial había sido firmada tan sólo 10 días antes, y su departamento tenía que rendir cuentas a a mediados de diciembre. Afirmó también que el tema de la creación de una red social de este tipo se estaba discutiendo desde hacía dos años aproximadamente. Simakov también había dicho que no sabía quién sería capaz de llevar a cabo el proyecto en un plazo tan reducido, “ya que el contratista tendrá una misión complicada”, comentó el funcionario al portal de noticias Cnews.

La espada vengadora de la blogósfera

El primero en llamar la atención sobre este concurso fue el blogger evgeniy1001. “Nuestro Ministerio de Sanidad está aprendiendo a utilizar activamente Internet para realizar su trabajo. Como se suele decir, lo ha probado y le está cogiendo el gusto. Al fin y al cabo, ¿por qué no? Si el dinero es del estado, no hay que ganarlo, y en eso de gastar son unos linces, lo importante es que el presupuesto estatal le destine partidas generosas. Como ya he escrito anteriormente, han inculcado “con éxito” un “estilo de vida sano”. Ahora han decidido crear una nueva red social para que los médicos y los pacientes se comuniquen entre sí”, escribió evgeniy1001 en su livejournal el día 7 de octubre. Como argumento, indicó que para crear la red social “Elección. Calidad. Posibilidades”, el Ministerio de Desarrollo Económico ruso fijó el coste en 2,5 millones de rublos, es decir, 22 veces menos que el dinero asignado por el Estado. Además expuso el dato de otra red social pública, “Elección, Calidad, Posibilidades” creada por el Ministerio de Economía que supuso un coste de 2,5 millones de rublos (60 mil €), es decir, 22 veces menos que el proyecto descrito.

Esta publicación ha tenido mucha repercusión entre los medios de comunicación y los blogueros. Por iniciativa de Alexei Navalni, personaje público y autor de un popular livejournal, se dio comienzo una auténtica movilización virtual durante la cual los usuarios de la red bombardearon el Servicio Federal Antimonopolio (SFA) con numerosas quejas que solicitaban la revisión del presunto concurso fraudulento. El SFA recibió más de 1.500 reclamaciones. Los blogueros indicaban que muy probablemente el concurso estuviera amañado y que una empresa vinculada a funcionarios del Ministerio de Sanidad y Desarrollo Social iba a recibir el dinero asignado..

Sin embargo, Finam Tatiana Menkova, analista de una compañía de inversiones, no está de acuerdo. Según ella, existen una gran cantidad de módulos hechos para crear redes sociales, con los que uno puede finalizar un nuevo proyecto en menos de 15 días, así que el concurso no necesariamente estaba pensado para un contratista concreto. Además, respecto al importe de 55 millones, sería adecuado si el concurso previese el mantenimiento posterior del sistema. La experta considera que la dificultad principal radica en llenar la página web con contenido profesional.

Sea como fuere, los blogueros han conseguido su objetivo, ya que el martes el Ministerio anunció que el concurso quedaba anulado. Según el comunicado oficial: “debido a la valoración incorrecta por parte de los medios de comunicación”. Simultáneamente, fueron anulados otros dos concursos públicos no menos “impresionantes”: uno para crear un sistema de diagnóstico, con un presupuesto de 20 millones de rublos y un plazo de entrega de 16 días, y un encargo de una biblioteca médica en formato electrónico con un presupuesto de 35 millones de rublos y un plazo de ejecución de sólo 14 días. El Ministerio de Sanidad no ha dado explicaciones respecto a la anulación de estos dos últimos concursos.

Versión abreviada del artículo publicado en gzt.ru