Estrellas por un tube

Peter Nálich. Foto de Itar_Tass

Peter Nálich. Foto de Itar_Tass

Si en Occidente Internet permite abrir camino a los talentos en ciernes, en Rusia los llamados videos virales se han convertido en un instrumento para la promoción de los llamados freaks musicales: cantantes atípicos que difícilmente llegarán a aparecer en las pantallas de televisión o, al menos, a repetir su éxito fuera de de la red. “Simplemente, a la gente le hace gracia ver que alguien puede ser más divertido o ridículo que ellos mismos,” comenta el crítico de música Artemi Troitski.

Peter Nálich ha sido el primero en conquistar Internet en Rusia. En abril de 2007, colgó en YouTube un video con la canción Guitar. Este video, con sus estrofas pegadizas “guitar, come to my boudoir” y “guitar, jump to my jaguar”, cantadas con un acento bastante peculiar, lo vieron y se lo enviaron a sus amigos miles de personas. En dos años, este video ha sido reproducido en YouTube por dos millones de internautas. En aquel momento Nálich no tenía nada. Hoy es el líder de un grupo musical propio llamado “Peter Nálich & Friends”, estudia en la escuela superior de música que queda junto al Conservatorio de Moscú, da conciertos en los mejores clubs de Moscú y tiene un gran número de admiradores. Mejor dicho, de admiradoras, que dejan en la red social donde está registrado el músico frases provocadoras del estilo: “Peter, ¡cásate conmigo! ¡Te voy a querer siempre!”

Además de admiradoras, Nálich tiene cada vez más competencia. No en relación al género musical que practica, sino a la estrategia de promoción. Primero Nikolai Vóronov, un joven de 18 años, conquistó al público de la Red con una sencilla canción llamada “La libélula blanca del amor”. El pasado otoño tuvo lugar su primer recital en el club Solianka de Moscú. A los cinco años Vóronov entró en el Colegio de Música Gnésiny de Moscú para niños superdotados. Tiene un oído absoluto y una memoria musical fuera de lo común. A los 10–11 años, cuando en su casa apareció un sintetizador Casio, empezó a componer canciones pop, pero al hacerse con un software especial, dejó de componer pop para dedicarse a escribir sinfonías. A los 14 años interpretó por primera vez “La libélula blanca del amor”. “Creo que la gente prestó atención a mis palabras cuando dije que esta canción sería un éxito, por eso la colgaron en la Red”, dice Vóronov. Hasta ahora no ha llegado a saber quién ha sido. “Claro que me sorprende ver hasta dónde ha llegado esto. Me acuerdo de que mis compañeros de clase me dijeron en una fiesta que habían oído “La libélula” en la página web fishki.net. Me enteré de esto cuando el video ya lo habían visto más de mil personas”, confiesa el músico.



El esquema de promoción es el siguiente: uno cuelga un video musical en Internet, la gente empieza a mandárselo a sus amigos y a insertarlo en sus blogs. Lo importante es que este marketing permite llegar a los trashers, personas que se autodenominan aficionados a la cultura trash. Cuelgan el video en páginas web del estilo de lepra.ru, fishki.net, upyachka.ru o en la comunidad Trashculture de livejournal.com. Y ya está: estas páginas las ven cientos de miles de personas diariamente. Luego vienen las actuaciones en fiestas corporativas, los conciertos en clubs y la prensa. Los honorarios de los cantantes van creciendo. Hoy en día empiezan a partir de 10 000 rublos (235€). Una actuación del rapero Noggano, otro héroe de la Red, cuesta aproximadamente 10.000 €.

Ahora Nikolai Vóronov ya no compone canciones pop. En cambio, se dedica a estudiar composición musical en el Conservatorio de Moscú. Dice que en caso de necesidad puede componerlas sin problema, pero de momento ya tiene los 68 éxitos que escribió entre los 10 y los 11 años. Con ellos impresiona al público moscovita en fiestas corporativas y en pequeños recitales. El canal de televisión 2х2 proyectó un concierto de Vóronov en Nochevieja y le propuso actuar en el concierto de Año Nuevo. En aquel momento pagaron al músico unos 10.000–12.000 rublos. En estos momentos el administrador de Vóronov dice que el músico sólo actúa a partir de los 30. 000 rublos. Alexandr Zenkó, su representante, trabaja con el músico desde hace unos dos años y dirige las actividades de la marca Strekoza Records,empresa de un único empleado en la empresa. Promociona a Vóronov y a un compañero suyo, el joven músico ucraniano de 20 años Valentín Strykalo (el verdadero nombre del estudiante de la Universidad Nacional de Economía de Kíev es Yuri Kaplán).

Hace algo más de un año, Valentín colgó en YouTube un “Mensaje a Viacheslav Malézhik”, en el que le agradecía al cantante su obra y le enseñaba una canción suya, “Poli asqueroso, o Te quiero, Ángela”. Posteriormente surgieron mensajes dirigidos a otras estrellas del pop del estilo de Timaty, Dima Bilán, Potap y Nastia Kamenskij. La canción que Valentín dirige a Bilán, con la frase “Mamá, soy homosexual”, se convirtió en todo un éxito: aunque el video no llegase al millón de visitas, lo vieron al menos 200.000 personas.

“Lugar, tiempo y público son factores que los los hacen populares”, así explica la popularidad de sus clientes Zenkó, “La sociedad está cansada de las revistas de corazón, del glamour, del kitch y, de repente, a todo el mundo le ha dado por ver algo cotidiano, hecho prácticamente a mano”. Matiza: “Todo esto no es real al 100%. Por ejemplo, Siava no es ningún macarra, sino un DJ de éxito que trabaja en la ciudad de Perm. Kolia no es ningún esquizofrénico. Strykalo no se llama Valentín, tiene otro nombre. Es una especie de juego.”

En realidad, por ejemplo, Valentín Strykalo tiene el grupo de rock InShe, mientras que Dima Bilán y Timaty no son más que meros objetos de experimentación creativa. El crítico de música Maxim Kononenko considera que de todos los músicos surgidos en Internet, Valentín es el que tiene más talento de todos. “Mejor dicho, es que no es un músico, sino un artista contemporáneo. El único que tiene una trayectoria interesante”, dice el crítico. “Resulta curioso ver qué se le va a ocurrir la próxima vez. Strykalo es capaz de cambiar mañana mismo su guitarra por un pincel o ponerse a escribir libros, y estoy seguro de que, en cualquier caso, haría algo interesante. Este chico tiene mucho que decir”.
Tener un éxito es uno de los requisitos indispensables para la promoción de un joven talento de la Red. Nika Morózova, directora artística del club Plan B, donde actuaron el rapero Siava, Nikolai Vóronov, y la semana pasada tuvo lugar el primer recital de Strykalo en Moscú, dice que sin una buena canción capaz de convertirse en un éxito, estos músicos no habrían llegado a nada: “Si no, la gente no enviaría el enlace con el video a sus amigos”.

El dúo de Minsk “Pivo vdvoem” (“Cerveza para dos”), que conquistó Internet con un acordeón cromático y una balalaika, a base de hacer versiones rusas de los grandes éxitos internacionales, fue incluso invitado a hacer un programa de entretenimiento en un canal de televisión ruso. El programa no duró mucho y el dúo se volvió a su Minsk natal. En su página web, Andrei Borovoi y Vladímir Nikoláev anuncian que están grabando su primer disco. La televisión los hizo aún más famosos.

La popular revista “Afisha” escribió mucho sobre Peter Nálich. Alexey Kazakov, ex redactor de la revista “Bolshoy Gorod”, es ahora su productor. Mientras que el corresponsal de “Bolshoy Gorod”, Román Gruzov, aprovechó el concierto del grupo londinense Asian Dub Foundation en el Manyezhe de San Petersburgo para organizar la actuación del tayiko Jimmy que, acompañándo solamente de un cubo, interpretó la canción Jimmy Jimmy Jimmy Aaja de la película Disco Dancer. Jimmy es realmente un uzbeko llamado Baymurat Allaberíev, que trabaja como reponedor en una tienda de alimentación de Kolomna, una pequeña ciudad cerca de Moscú. Acaba de firmar un contrato con la empresa “Svetlaia Músyka”, que se dedica a traer a Moscú a estrellas occidentales. Por tanto, es muy probable que dentro de poco Jimmy actúe junto con Morrissey o Nick Cave.



Blanca libélula del amor

¿Cuándo llegará el momento ,
la hora generosa del amor?
¿Cuándo la hora
en la que nuestros corazones se junten?

Tú sabes, tú sabes, tú sabes,
Estoy tan solo -
Y te vas y te vas,
Por mucho, mucho tiempo.

Coro: (1 vez) Blanca libélula de amor,
La libélula está en su camino
Blanca libélula de amor.
¡ Vuela libélula!

Cuando llegue el momento,
Te veré de nuevo,
Que sea incluso en un sueño
Sin embargo...(4 veces)

Coro: (1 vez) Blanca libélula de amor,
La libélula está en su camino,
Blanca libélula de amor.
¡ Vuela libélula!

Cuando te envié una carta
Pero no lo conseguiste ,
Y yo quería enviarte toda mi ternura,
El destino nos unió -
Una mirada rápida, un encuentro casual,
¿Cuándo llegará el momento,
la hora generosa del amor?

Coro: (2 veces) Blanca libélula de amor
La libélula está en su camino,
Blanca libélula amor.
¡Vuela libélula!