El juego de una era

Si alguna vez ha trabajado con un ordenador, seguro que conoce el Tetris. Incluso si nunca ha tenido un ordenador, tiene que haber visto a algún niño jugar al Tetris en su Playstation o incluso en su teléfono.

El Tetris se lanzó el 6 de junio de 1984.

“Nacido en 1984, este juego cambió el mundo de inmediato y se convirtió en un clásico juego de ingenio”, afirmó recientemente Reuters.

Lo que hace que el Tetris sea único es que todavía constituye un pasatiempo muy popular, a pesar de la plétora de entretenimiento digital que ha aparecido desde su creación. Fue inventado por un programador soviético, Alexei Pazhitnov, que trabajaba en la Academia de Ciencias cuando desarrolló el juego.

La Guerra Fría estaba en su apogeo, pero eso no impidió que Hank Rogers, un empresario emprendedor estadounidense y dueño de BulletProof Software, adquiriera los derechos sobre el juego ruso. A partir de esto se han vendido 120 millones de copias oficiales. Podrá sonar increíble, pero el Tetris se encuentra entre los diez juegos más populares del iPhone, según los registros de ventas de AppStore. La empresa Electronic Arts es la dueña actual de la licencia del Tetris, pero las copias con licencias del juego vendidas para pcs, teléfonos inteligentes y consolas de bolsillo ni siquiera dan una idea de la cantidad real de copias piratas que se venden. Aún así, Rogers está convencido de que el juego aún tiene un gran potencial por descubrir: planea incorporarlo a los Juegos Olímpicos. El Campeonato Estadounidense de Tetris tendrá lugar este año, promete. Alexei Pazhitnov aún recibe un porcentaje de las ventas de Rogers.

Pazhitnov insiste en que él no inventó el Tetris como entretenimiento, sino para comprobar el potencial de los ordenadores soviéticos. Diseñó el juego en el ordenador soviético Elektronika-60: “Intenté transferir al ordenador los juegos de mesa a los que solía jugar de niño. El Tetris es uno de los mejores juegos infantiles para desarrollar la mente”, afirma. Atribuye su éxito al hecho de que “es fácil de aprender, aunque difícil de dominar”. Y añade que el juego ha tenido éxito porque el jugador debe “construir, crear, y no destruir”, lo cual lo hace un “juego placentero”. Otros juegos creados por Pazhitnov, como La caja de Pandora y Hexic son menos populares. De hecho, son casi desconocidos.

¿Un programador soviético podría haber imaginado, en 1984, que su creación conquistaría el mundo? Definitivamente, no. En la Academia Soviética de Ciencias Pazhitnov, de 29 años, estudiaba inteligencia artificial y creaba programas de reconocimiento de voz. El Tetris no fue diseñado como un juego, sino como un programa que daría cuenta del potencial intelectual de un ordenador.

El Tetris es una versión digital del Pentominó, un juego popular de la era soviética, en el cual todas las figuras estaban compuestas por cinco cuadrados. Pazhitnov “simplificó” el juego porque los ordenadores de esa época no tenían la suficiente potencia para lidiar con el clásico Pentominó. Tras varios experimentos, Pazhitnov tuvo la idea de que fuese una persona la que colocase las figuras y que, cuando conformaran otra figura, ésta desaparecería y el juego comenzaría nuevamente. Así es como el Tetris se convirtió en un pasatiempo que nació de un experimento científico.

Más tarde, un alumno soviético de 16 años, Vadim Gerasimov, adaptó el juego de la Elektronika-60 a un pc de IBM. El juego pronto se volvió muy popular entre los moscovitas, para luego expandirse hacia otros países de la esfera soviética y, eventualmente, llamar la atención de los estadounidenses de Hungría. Las empresas Spectrum Holobyte, Bullet-Proof Software, Atari Games y Famicom, entre otras, pelearon por el derecho de vender el juego en Estados Unidos, y Bullet-Proof ganó.

Cuenta la leyenda que en dos semanas, el Tetris se convirtió en un best-seller en la entonces pequeña comunidad de programadores moscovitas. En términos oficiales, los derechos del programa pertenecían al Centro Informático de la Academia de Ciencias, pero, en verdad, el centro no demostró ningún interés. El Tetris aparecería por primera vez en Hungría de la mano del personal del Instituto de Estudios Energéticos, en el año 1986, y fue adaptado a los ordenadores Commodore y Apple-2. Robert Stein, un británico nacido en Hungría, dueño de la empresa británica Andromeda Software, se encontraba casualmente en el instituto en ese momento. Al notar el potencial que tenía el juego, Stein contactó inmediatamente a Pazhitnov, quien le dio su consentimiento para vender los derechos. Sin embargo, las negociaciones entre Stein y el Centro Informático soviético continuarían durante semanas. Stein llegó incluso a viajar a Moscú en el invierno de 1985, pero las negociaciones no tuvieron éxito. Mientras tanto, unos estadounidenses de la empresa Spectrum Holobyte se enteraron de la existencia del Tetris y acordaron con Stein que él primero compraría a los rusos los derechos sobre el juego y luego se los vendería a ellos. Stein, sabiendo que las conversaciones con los soviéticos estaban paralizadas, nunca admitió su fracaso en las negociaciones y el Tetris comenzó a venderse en los Estados Unidos de manera ilegal. La versión estadounidense del juego para pc fue lanzada en 1988.

Más adelante, habría muchas otras conversaciones con los ingleses, Stein y muchas otras empresas. En 1989, Hank Rogers, en ese entonces representante de Nintendo, se reunió con Pazhitnov. Nintendo adquirió los derechos sobre el juego el 21 de marzo de 1989, que luego pasarían a la empresa Blue Lava Wireless, cuyo dueño también era Rogers. En 2005, Electronic Arts Company adquirió los derechos sobre el Tetris por 137 millones de dólares. Pazhitnov no recibió ningún dinero por su invento hasta el año 1996, cuando ya se habían vendido millones de copias del juego.

En 1988, Pazhitnov montó su propia empresa, Anima Tek, para desarrollar programas de juegos y también fundó la empresa Tetris en el año 1991. Pazhitnov recibió una gran ayuda en la creación de su propia empresa por parte del mismísimo Rogers, que se convertió en su socio y amigo.

Cinco años más tarde, Alexey Pazhitnov empezó a trabajar para Microsoft, donde creó La caja de Pandora, y actualmente trabaja para la empresa WildSnake Software, que desarrolla y distribuye juegos de ordenador. En marzo de 2007 ganó el Primer Premio Penguin como parte de la Selección de Desarrolladores de Juegos por sus servicios a la comunidad de los juegos. Dichos servicios son incuestionables. La Asociación de los Records Guinness incluyó al Tetris en su Libro de los Records por ser el juego que ha sido llevado al mayor número de dispositivos y con la mayor cantidad de variantes.