Una catarsis de los años post-perestroika, con un marco musical.

Con una perspectiva cómica sobre los años post-perestroika en Rusia, la película francesa El concierto ofrece una experiencia catártica a los rusos que vivieron aquellos años y brinda un interesante panorama sobre esa compleja época al público extranjero.

La película capta el espíritu de aventura y de infinitas posibilidades que impregnó los primeros años de la década de 1990, todo ello con música de Tchaikovsky. Aunque se trata de una obra de ficción, parte de dos hechos reales: los dos años de boicot que sufrió el director del Bolshoi, Evgeny Fyódorovich Svetlánov, cuando se negó a expulsar de la orquesta a los músicos judíos a petición de Leonid Brézhnev, y una actuación en Shanghai a principios de la década de 1990 de un grupo de músicos que se hicieron pasar por la orquesta Bolshoi.

En El concierto, Andrei Filípov (Alexei Guskov) es obligado a trabajar como empleado de limpieza por dirigir la orquesta del Teatro Bolshoi con músicos judíos. Un día intercepta un fax en el que se invita a la orquesta del Teatro Bolshoi a tocar en el teatro Châtelet de París. Filípov decide aprovechar la oportunidad y, junto a sus viejos amigos, emprende un viaje a París para dar un concierto haciéndose pasar por la orquesta Bolshoi, acompañado por la famosa violinista Anne-Marie Jacquet (Melanie Laurent).



Para captar el espíritu de la época —la burocracia soviética, la melancolía que acompaña al estancamiento y la reacción de un pueblo que ha sido objeto de la represión y que no sabe cómo manejar la libertad— el director francoisraelí Radu Mihaileanu emplea actores rusos desconocidos en su mayoría. Para Aleksei Guskov, el papel del director Andrei Filípov fue un gran desafío: no sabía nada de orquestas y no hablaba ni una palabra de francés. Guskov declaró que logró hablar el francés que necesitaba gracias a la ayuda del equipo de rodaje y del reparto internacional de la película. También agradece la contribución de los directores Ígor Drónov y Alexander Grande para entender su personaje.

Pese a que la película fue un éxito de taquilla en Francia, también tuvo críticas desfavorables en Estados Unidos, que la tacharon de trasnochada. No es probable que traspase el limitado ámbito de las salas de arte y ensayo. Pero esta conmovedora comedia sobre la historia reciente de Rusia puede comprarse en Amazon.