El 74% apoya la prohibición de vender alcohol por la noche

Vitrina precintada en una tienda de Moscú. Foto de Vitali Ankov_Ria Novosti.

Vitrina precintada en una tienda de Moscú. Foto de Vitali Ankov_Ria Novosti.

La región de Moscú prohibió en mayo la venta de alcohol de alta graduación por la noche y la mayoría de los ciudadanos está a favor.
La mayoría de los rusos (un 74%) apoya la prohibición de vender alcohol de alta graduación (superior al 15%) en efecto en Moscú desde el 1 de septiembre, según una encuesta realizada por Levada. Un 21% se opone. Restricciones similares existen en otras regiones desde hace años.

La medida, de la que quedan fuera la cerveza y la mayoría de los vinos, prohibe vender alcohol entre las nueve de la noche y las 11 de la mañana. Solo los restaurantes, bares, y tiendas duty free de los aeropuertos se libran.

Según el sondeo, que se llevó a cabo en todo el país, un 42% de los rusos bebe alcohol una vez al mes o menos, mientras que el 14% lo hace entre dos y cuatro veces al mes. Un 9% de los encuestrados bebe una vez por semana y un 6% varias veces. Sorprendentemente, el 28% de los encuestrados se declara abstemio, frente al 25% de los estadounidenses y el 7% de los británicos, según cifras publicadas por The Daily Mail .

En España, según la Encuesta domiciliaria sobre el consumo de alcohol y drogas del ministerio de Sanidad en 2008, el 60% declaró haber consumido alcohol en el último mes, mientras que un 10% consumió alcohol a diario en ese mismo período.
Como era previsible, la mayoría de los abstemios están a favor de la prohibición (un 84%), mientras que, entre los que sí beben alcohol, el 58% apoya la medida y el 26% está en contra. Denís Vólkov, sociólogo del centro Levada, opina que es menos probable que las personas que beben mucho aprueben la prohibición de vender en horario nocturno, aunque es muy difícil explicar los datos que arroja la encuesta con un solo factor.

Según Vólkov, algunos de los encuestados justifican su apoyo porque creen que la prohibición aumentará la seguridad en las calles, pero la mayoría apoya la iniciativa simplemente porque procede del gobierno. Para este grupo, la medida implica que el estado cuida de sus ciudadanos, ya que prohibir es una de las prerrogativas de las autoridades.

A pesar de esto, los resultados de la encuesta deben tomarse con precaución, ya que el 34% de los estudiantes y jóvenes se declararon abstemios, una cifra que parece incongruente si se tiene en cuenta el contexto cultural del país, donde el alcohol tiene un papel importante.

Serguéi Mirónov, presidente del Consejo de la Federación, ha sugerido que se prohíba la publicidad de todas las bebidas alcohólicas. Mirónov opina que “en un país donde a diario se ahogan y mueren en las carreteras personas alcoholizadas, donde el alcoholismo es una maldición nacional”, la publicidad no debería estar permitida.