Las tabaqueras, obligadas a advertir de los riesgos del tabaco

Entre las nuevas advertencias de las cajetillaestá “Fumar mata”, como en la foto.

Entre las nuevas advertencias de las cajetillaestá “Fumar mata”, como en la foto.

Desde el pasado mes de junio, los paquetes de tabaco deben incluir advertencias sobre los riesgos para la salud del consumo de cigarrillos.
Las empresas tabaqueras, obligadas desde hace dos meses a advertir en las cajetillas de los daños a la salud provocados por el tabaco, podrán, no obstante, comercializar hasta el próximo año los paquetes que hayan sido producidos con anterioridad a la entrada en vigor de la ley, y que no posean dicha advertencia, según el ministerio de Salud y Desarrollo Social ruso.

La normativa pretende informar al público acerca de los efectos nocivos que el tabaco tiene sobre la salud. La principal advertencia, “Fumar mata”, debe imprimirse en un recuadro negro que ocupe, como mínimo, el 30% de la parte frontal de la cajetilla. Además, un segundo aviso debe ocupar el 50% del reverso.

Hay 12 advertencias adicionales, tales como “Fumar provoca cáncer de pulmón”, “Fumar provoca infartos y ataques cerebrales”, “Fumar puede provocar impotencia en los hombres” y “Mantenga a los niños alejados del humo del tabaco”.

Las empresas tabaqueras podrán modificar los mensajes una vez al año y “decorarlos” con fotos e imágenes. En el futuro, será obligatorio incluir imágenes y fotos intimidatorias de pulmones de fumadores para resaltar el riesgo asociado al tabaco.

La norma exige que los productores indiquen en las cajetillas la cantidad de nicotina y resina que contiene cada cigarrillo. Desde el pasado 22 de junio, además, la cantidad de monóxido de carbono del humo de un cigarrillo con filtro no puede exceder los 10 miligramos.

En 2008, Rusia se adhirió al convenio de la Organización Mundial de la Salud (OMS)contra el tabaquismo, que exige que se incluyan advertencias sanitarias en las cajetillas, que ocupen al menos el 30% de su parte frontal.

Según la OMS, más del 60% de los hombres rusos son fumadores y cerca de 400.000 personas mueren al año por enfermedades relacionadas con el tabaco. Según los expertos, la alta tasa de fumadores se debe al bajo precio de los cigarrillos. El precio medio de una cajetilla es de un euro.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.