Una ventana a Europa durante tres días

La gobernadora de San Petersburgo, Valentina Matvienko, ha propuesto una serie de cambios en la legislación federal que permitirán a los ciudadanos extranjeros que lleguen al aeropuerto de Púlkovo permanecer en territorio ruso hasta tres días sin visado. Los expertos valoran positivamente esta iniciativa, destinada a atraer turistas, acostumbrados a viajar sin visado. Se estima que sólo los turistas europeos podrían gastarse en Rusia 13.500 millones de euros.
Matvienko ha presentado al gobierno federal la iniciativa, que permitirá a los turistas que lleguen al aeropuerto de Púlkovo de San Petersburgo permanecer 72 horas en Rusia sin necesidad de visado. Así lo comunicó Nadezhda Názina, directora del departamento de actividades turísticas y cooperación internacional del Ministerio de Deporte, Turismo y Política para los Jóvenes. Según sus palabras, esta propuesta ya está siendo debatida en el parlamento ruso. "Si logramos cristalizar este proyecto piloto, se podría aplicar a todo el territorio ruso", sugirió Názina.

El gobierno ruso ya había simplificado la legislación para los turistas extranjeros. En mayo de 2009 entraron en vigor las enmiendas a la Ley sobre el procedimiento de entrada y salida de la Federación Rusa, que permiten a los pasajeros de transbordadores permanecer en Rusia hasta 72 horas y descender del barco como parte de diversos recorridos turísticos (este procedimiento se aplica en los puertos de Sochi, Novorossiysk, Vladivostok, Kórsakov, Výborg, Kaliningrado y San Petersburgo). En marzo de 2010, el Ministerio de Transporte estimó que el transporte turístico por mar se había duplicado gracias a esta iniciativa.

El vicepresidente de la Unión de la Industria Rusa de Turismo, Serguéi Kornéev, considera que la iniciativa de Matvienko es “una decisión brillante y revolucionaria para el desarrollo del turismo en general, no sólo en San Petersburgo". "El principal freno del turismo procedente de Europa y América no es el precio de los visados ni el tiempo que tardan en conseguirlos, sino un factor psicológico, porque no están acostumbrados a viajar con visado", afirmó Kornéev. Según sus datos, más de la mitad de los turistas extranjeros llegan a San Petersburgo en avión. El vicepresidente de la Unión de la Industria Rusa de Turismo señaló que para que el transporte marítimo crezca es necesario invertir en infraestructura portuaria, mientras que si se aprueba la iniciativa de Matvienko las comunicaciones aéreas "crecerían mucho más rápido porque ya disponemos de todo lo necesario para ello".

El servicio de prensa de Púlkovo también cree que la iniciativa aumentará el flujo de pasajeros. Además, afirman que Púlkovo está preparado para este posible aumento. En particular, la compañía ООО Vozdushniye Vorota Severnoy Stolitsy, que gestiona el aeropuerto, estima que a partir de 2014 la cifra anual de pasajeros será de 17 millones (en la actualidad el aeropuerto recibe 8 millones de pasajeros al año). Según fuentes del servicio de prensa del aeropuerto, Púlkovo recibió en cinco meses de este año 1,3 millones de pasajeros extranjeros. La directora de la Dirección del Servicio Federal de Migración para San Petersburgo y la Región de Leningrado, Elena Dunáeva, afirma que el aumento de turistas sin visado en Púlkovo no causará problemas a la Administración. "Esta propuesta hace que nuestra ciudad sea más atractiva para los turistas. En lo que llevamos de año hemos tenido 2,5 millones de visitantes, de los cuales más de la mitad eran turistas”, señaló Dunaeva. “Por el contrario, si logramos implantar un régimen sin visados evitaremos una serie de problemas, porque los turistas extranjeros se quejan de que los consulados suelen tardar bastante en emitir visados ".

Según Serguéi Korvéev, hasta 30 millones de ciudadanos de la Unión Europea podrían visitar San Petersburgo, con un gasto mínimo diario de 150 euros por parte de los turistas extranjeros. Por lo tanto, con la aprobación del régimen sin visado en Púlkovo sólo los turistas europeos podrían dejar en Rusia hasta 13.500 millones de euros.