“Rusia es un mercado estratégico”

Nikolái Priánishinikov, presidente de MicrosoftRusia, es optimista sobre las perspectivasdel país en el sector de tecnologías de información

Nikolái Priánishinikov, presidente de MicrosoftRusia, es optimista sobre las perspectivasdel país en el sector de tecnologías de información

¿Cuáles son las actividades prioritarias de Microsoft en Rusia?

Microsoft ha lanzado una serie de importantes programas en Rusia que se suman a su actividad fundamental. El primero de ellos es la iniciativa Tu curso para abrir centros de formación continua, cien en todo el país. Los primeros ya han empezado a trabajar. A principios de febrero abrimos en Krasnodar un centro de enseñanza gratuita de informática. En tres años pensamos formar a un millón de personas.

El segundo programa pretende respaldar a las empresas innovadoras suministrándoles un soporte gratuito de software. También les prestamos ayuda con el acceso a recursos financieros e incluso con su presentación en el mercado internacional. Los inversores analizan con mucha mayor benevolencia los proyectos que son recomendados por Microsoft. En este programa ya participan 1.000 empresas.

La tercera apuesta es el centro tecnológico que hemos abierto en Moscú, que es el más moderno en tecnología de la información en Europa. Estamos muy contentos de haberlo inaugurado en Rusia.

Existen otras iniciativas, por ejemplo el respaldo al sistema educativo. Microsoft suministra a los estudiantes un software gratuito y las universidades e institutos reciben cursos de formación.

En Rusia se discute mucho la idea de crear una zona económica especial a imagen y semejanza del Silicon Valley norteamericano. ¿Microsoft está pensando en participar en este proyecto?

El proyecto no ha sido, hasta ahora, discutido en detalle con nosotros y, además, no es tan fácil llevarlo a cabo. El negocio actual en el sector de la elaboración de software está muy globalizado y las empresas eligen el lugar donde elaborar nuevos productos según la existencia de mano de obra cualificada, de métodos y de procesos comerciales. Nosotros, en particular, tenemos la intención de ampliar nuestras iniciativas en el ámbito de la investigación y la producción de software en Rusia. Vamos a hacerlo en Moscú, por ejemplo, en nuestro centro Microsoft Dynamics. Nuestro centro principal de producción de software sigue estando en los Estados Unidos, pero también hay centros en la India y en China y ahora queremos expandirlos también a Rusia.

¿Cuándo finalizará la dependencia de Rusia de las materia primas?

Por desgracia debo constatar que hasta ahora los avances en esa dirección no han sido muy importantes. Rusia sigue siendo muy dependiente de las materias primas. Al menos el gobierno y el presidente han puesto el foco en las cuestiones de modernización e innovación, lo que supone un paso muy positivo. Si esto continúa croe que Rusia caminará en la dirección adecuada.

¿Están dispuestos a participar en los procesos de modernización de la economía de los que habla el presidente Dmitri Medviédiev? ¿En qué proyectos concretos piensan hacerlo?

Sí. En primer lugar, respaldamos a las nuevas empresas de tecnología de la información y pensamos fortalecer nuestra participación. En segundo lugar, estamos dispuestos simplemente a apoyar toda la actividad comercial rusa y también al sector estatal con la utilización de las tecnologías más avanzadas. Creemos que esto ayudará a que se extienda en otras muchas direcciones y sectores.

¿Hay que adoptar alguna resolución en el plano estatal?

El mero hecho de que el presidente Medvédev haya apostado en público por la modernización de la economía ya es bueno. En adelante, habrá que analizar cómo se modificarán los gastos en los presupuestos federales y cuánto se destinará a la informatización del país. Si se van a asignar más recursos que ahora, será un enfoque apropiado por parte del estado.

¿Cómo evalúa la situación del mercado de tecnología de la información? ¿Ha cambiado algo con respecto a la piratería?

En este sector el progreso en los últimos años ha sido muy grande. Se ha producido también un descenso de la piratería y el mercado ha crecido, aunque de forma considerablemente menor que en el resto de los países desarrollados. La dinámica es buena, pero por sí mismo el mercado es pequeño. Desde mi punto de vista, su crecimiento es muy importante, porque es el motor de la eficiencia y la productividad del trabajo y de las innovaciones. También es importante que surjan empresas en el sector y que las existentes inviertan más en tecnología de la información. Esto contribuiría al crecimiento de la efectividad de negocios en el sector.

Si analizamos la estructura del mercado ruso de tecnología de la información, se ve que la mayor parte es equipamiento, y sólo una pequeña parte es servicios o soporte de programación. En los países desarrollados esta correlación es de mitad y mitad. En Rusia, el 80% es equipamiento. Así que esperamos un mayor desarrollo del sector de soporte de programa y de servicios.

En Rusia se cree que los programadores nacionales son muy buenos. ¿Responde a la realidad?

Gente con talento en Rusia hay mucha, pero por ahora las autoridades no han sabido crear buenos empleos para esos conocimientos y capacidades. Esto tiene que ver con los siguientes problemas: En primer lugar, el escaso conocimiento y los hábitos empresariales. En Rusia hay mucha gente inteligente pero son pocos los que saben cómo crear un negocio en ese sector y obtener beneficios.

Normalmente, los mismos programadores son técnicos que saben escribir bien un código o el software pero no saben crear un negocio. Nosotros intentamos ayudarles. Microsoft se creó en un garaje. Por cierto, tenemos un proyecto para los jóvenes: “Empieza desde el garaje”, en el que explicamos cómo es posible empezar a construir un negocio. Gracias a esto se han creado unas cien empresas.
El segundo problema –ya desde el punto de vista del mercado IT- el rechazo que existe a la externalización, contratación a empresas externas para hacer el trabajo específico. Con frecuencia, los especialistas rusos consideran que son los más inteligentes y que lo pueden hacer todo ellos. El resultado no es de la misma calidad que en el caso de sus colegas que sí recurre a la externalización.

¿En qué ha desembocado la cooperación de Microsoft con Iándex (sistema buscador ruso, análogo a Google)?

Ahora somos socios, cooperamos en la monetarización de nuestro negocios y consideramos variantes de ampliación de las interacciones en algunos proyectos complementarios. Aunque por ahora no hay una asociación global.

¿Yandex puede convertirse en una marca global?

Por ahora sigue siendo una marca local. Es muy bueno, el primero, para quien habla ruso. Pero por ahora no ha podido llegar a otros mercados y me parece que le va a resultar extremadamente difícil.

¿Si hablamos en general sobre la forma de hacer negocios, cómo ha cambiado el contexto desde que Microsoft se instaló en Rusia?

Ha habido progreso. Son evidentes tanto la mejora del ambiente general para los negocios como la actitud por parte del gobierno. Por supuesto, quedan cosas por mejorar: la transparencia y el aparato burocrático. Por ejemplo, el viceprimer ministro Igor Shuválov, recién designado como el encargado de mejorar el clima inversor, es un modernizador, una persona enérgica que habla con corrección. Pero entre él y la vida real existen todavía varios niveles de dirigentes no tan eficientes. Aquí es posible mejorar. Es cierto que en muchas regiones ya se perciben los cambios para mejor.

¿La crisis ha modificado de alguna manera los planes de Microsoft en Rusia?

No, a pesar de la crisis tenemos la intención de invertir más, tanto en investigación y producción de software como en nuestros otros programas. Consideramos que Rusia es un mercado estratégico.

Rusia es miembro del grupo BRIC pero en la comunidad internacional de expertos se escuchan propuestas sobre su exclusión del mismo. ¿Está de acuerdo con esta posición?

Rusia se merece ser evaluada como un gran mercado con un gran potencial, en la práctica esto es lo que son los BRIC, que son muy diferentes entre sí. China es un país aparte, totalmente diferente del resto del mundo. India lo mismo. Brasil y Rusia son algo más parecidos: grandes países, con una población aproximadamente igual en número, con un nivel económico similar, aunque también tienen diferencias. Por ejemplo, en Rusia hay un potencial intelectual muy grande. La unión en el BRIC presenta determinada condicionalidad,, pero Rusia sigue poseyendo un gran potencial y nosotros intentaremos coadyuvar a su desarrollo.