El nuevo Gobierno de Kirguizistán promete respetar los compromisos internacionales

Las nuevas autoridades de Kirguizistán respetarán los compromisos internacionales que este país centroasiático haya asumido en el pasado, ha asegurado Rosa Otunbáeva, jefa del Gobierno provisional formado después de que varias multitudinarias protestas callejeras obligaran al anterior presidente, Kurmanbek Bakíev, a fugarse de la capital. "Habrá continuidad en todos los acuerdos internacionales", prometió Otunbáeva durante una comparecencia ante los periodistas.
El Gabinete interino, que asumió también las funciones de Jefe del Estado y dice controlar al Ejército y los cuerpos de seguridad, planea mantenerse en el poder durante los próximos seis meses, hasta que se introduzcan enmiendas en la Constitución de Kirguizistán.

Otumbáeva indicó que el presidente Kurmanbek Bakíev no ha presentado la dimisión y trata de organizar la resistencia en la parte sur de la república. "Bakíev se encuentra en Jalal Abad, donde trata de movilizar al electorado para continuar con la resistencia", dijo.

Por su parte, el ministro del Interior del gabinete provisional, Bolotbek Sherniyázov, afirmó que la policía se puso de parte de la oposición. "La policía se puso bajo el control del pueblo... Las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior están dispuestos a proporcionar la seguridad ciudadana", destacó.


La oposición toma las riendas del nuevo Gobierno en Kirguistán

Según los datos de última hora, los choques entre la oposición y las fuerzas del orden provocaron la víspera 74 muertos y medio millar de heridos de los que 400 permanecen hospitalizados. Entre las víctimas hay un ciudadano de Kazajstán, de apenas 16 años.


La cifra de muertos en Kirguistán podría haberse incrementado drásticamente

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.