El Imperio que fue de Rusia

Prokudin-Gorski se dedicó en cuerpo y alma al desarrollo de la fotografía. Viajó por Rusia en tren, en un vagón de ferrocarril provisto de un cuarto oscuro que le había entregado el zar Nicolás II y con dos permisos que le permitieron acceder a numerosas áreas restringidas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.