Svekolnik: una sopa fría para el verano

La primera respuesta de un extranjero cuando se menciona Rusia será “frío”. En efecto, puede que el verano llegue tarde y no dure demasiado, pero es tal vez la época más hermosa del año, una recompensa luego de nueve meses de nieve, hielo, barro y lluvia. Las calles explotan con los colores de los árboles que florecen y el sol que brilla en las cúpulas doradas de las iglesias. En el interior, los campos que estaban cubiertos de nieve se llenan de flores silvestres, los ríos que estaban congelados corren caudalosos.
La cocina rusa, por supuesto, también sufre una transformación; muchas de las pesadas y nutritivas comidas creadas para ayudar a pasar el invierno son reemplazadas por un menú veraniego y más liviano. Una de estas maravillas del clima cálido es el svekolnik, un pariente cercano de la más famosa de las sopas rusas: el borsh. Mientras un tazón de borsh puede equivaler a una cena completa, esta sopa liviana y fácil de preparar es estrictamente un refresco que se sirve frío y con crujientes vegetales frescos. Hay pocas cosas mejores que ésta para un caluroso día de verano.

Ingredientes

•3 litros de caldo de remolacha • 6 remolachas •2 atados de cebolla de verdeo • 2 tallos de apio • 4 pepinos • 4 zanahorias • 4 huevos • 1 taza de jugo de limón • 1 taza de crema agria • 2 cucharaditas de azúcar • 2 cucharadas de vinagre de vino o jugo de pepinillo • 2 cucharadas de perejil cortado finamente y eneldo • 1 cucharada de pimienta negra y sal a gusto

Preparación

1. Lavar los vegetales.
2. Hervir las remolachas y las zanahorias separadamente, dejar enfriar y luego cortar en tiras. Guardar el agua de las remolachas para el caldo.
3. Pelar los pepinos y cortar en tiras.
4. Cortar la cebolla de verdeo en finos dados y frotar con sal.
5. Colar el caldo de remolacha y agregarlo a los vegetales.
6. Agregar sal, azúcar, jugo de limón, vinagre o jugo de pepinillos, pimienta, perejil y eneldo. La idea es conseguir un sabor agridulce, pero mucho más agrio que dulce, por lo que se debe ser generoso con el vinagre y el jugo de pepinillos.
7. Antes de servir, agregue una cucharada de crema agria y medio huevo duro en cada tazón.

Se pueden agregar salchichas o jamón en dados. Las papas hervidas harán al svekolnik más pesado y más suculento.

Si le gusta, puede agregarle unos 50 gramos de rábano picante y una cucharada de mostaza. Otra deliciosa opción es incluir una rodaja de limón en cada plato antes de servir.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.