El partido del Kremlin comienza a preparar elecciones legislativas de 2016

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, instó hoy al partido del Kremlin, Rusia Unida, a iniciar los preparativos para lograr una victoria "legítima" en las elecciones legislativas de septiembre de 2016.

 

"Debemos plantearnos como objetivo una victoria convincente. Al mismo tiempo, debemos recordar que nuestra victoria debe ser legítima", dijo Medvédev durante un foro de compromisarios de la formación que él encabeza.

 

Medvédev se refería a los comicios de diciembre de 2011, que desembocaron en las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la Unión Soviética debido a las denuncias de fraude masivo lanzadas contra el partido oficialista.

 

"Por supuesto, la competencia será dura. En esas condiciones, los activos del partido deben movilizarse al máximo. Estamos obligados a demostrar que Rusia Unida es un instrumento político y un medio eficaz para mejorar el nivel de la gestión pública", dijo.

 

El líder de Rusia Unida insistió en la "gran importancia" de que tanto las autoridades como los diputados oficialistas se comporten de manera transparente y responsable ante los electores en tiempos de recesión económica.

 

"Debemos demostrar que somos capaces de cumplir todas nuestras obligaciones incluso en condiciones de ajuste presupuestario. Sabemos cómo garantizar la estabilidad social y económica en situaciones difíciles pese a la permanente presión exterior", dijo.

 

En un intento de renovar los cuadros del partido, Medvédev propuso celebrar por vez primera primarias para elegir a los candidatos que se presentarán en los comicios legislativos.

 

Dejó la puerta abierta a la participación en esas primarias a políticos que hayan pertenecido en el pasado a partidos rivales o independientes.

 

"Así ocurre en otros países. No es nada extraordinario. Pueden aparecer candidatos nuevos que nunca han tomado parte en unas elecciones", dijo, citado por medios locales.

 

Adelantó que la decisión definitiva se tomará en el congreso federal de Rusia Unida que se celebrará en febrero del próximo año, mientras puso el 22 de mayo como fecha para las primarias en todo el país.

 

Además, subrayó que será obligatorio para todos los candidatos oficialistas la participación en debates, a lo que muchos se habían negado en el pasado, pese a las protestas de la oposición.

 

Por su parte, la oposición extraparlamentaria inició en septiembre su programa de protestas contra la falta de alternancia en el Kremlin.

 

El popular líder opositor Alexéi Navalni, que logró un tercio de los votos en las últimas elecciones a la alcaldía de Moscú, acusa al presidente ruso, Vladímir Putin, de monopolizar el poder y de gestionar a su antojo los recursos del país.

 

Medvédev propuso y consiguió en 2008, cuando era presidente del país, reformar la Constitución para incrementar de cuatro a cinco años la legislatura de la Cámara baja del Parlamento.

 

Además, aumentó de cuatro a seis años el mandato presidencial, por lo que los próximos comicios a la jefatura del Kremlin tendrán lugar en 2018.

 

De esta forma, en caso de que el actual presidente ruso -que también fue jefe de Estado entre 2000 y 2008- decida presentarse a la reelección, podría perpetuarse en el poder hasta 2024.

 

Lea más

 

¿Qué es el Frente Popular de Rusia? >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.