Exdirigentes ucranianos crean en exilio el Comité para Salvación de Ucrania

El exprimer ministro ucraniano Nikolái Azárov y el exdiputado Oleg Oléynik, perseguidos por la Justicia de su país tras el triunfo de una revolución prooccidental en Kiev, anunciaron hoy en Moscú la creación del Comité para la Salvación de Ucrania.

"Por desgracia el Comité se crea fuera de Ucrania, pero estoy seguro de que volveremos y podremos cumplir con nuestros compromisos ante el pueblo ucraniano", dijo Azárov, acompañado de los exdiputados de la Rada (Parlamento de Ucrania) Vladímir Oléynik e Ígor Márkov, ambos también fugitivos de la Justicia en su país.

Azárov agregó que el recién creado Comité se ha propuesto como objetivo lograr la convocatoria de elecciones presidenciales en Ucrania y anunció que su candidato a jefe de Estado es Oléynik.

"Ucrania necesita la paz. Después de que me elijan presidente, lo primero que haría sería firmar un decreto para replegar las tropas a sus cuarteles", dijo el exdiputado en la rueda de prensa celebrada en la capital rusa.

A su vez, Azárov subrayó que EN Ucrania "sin un cambio en la dirección política del país es imposible restablecer la paz y concordia".

En un llamamiento a los ciudadanos de Ucrania, cuyo texto fue repartido entre los periodistas, el Comité se manifestó por "restituir las relaciones de amistad con Rusia y echar a todos los extranjeros del Gobierno de Ucrania".

"Para cambiar la situación, cada ucraniano debe tomar conciencia de que este régimen criminal viola los derechos constitucionales y los derechos de los ciudadanos", reza el documento, que llama a los ucranianos a salir a las calles para exigir la dimisión de los actuales gobernantes.

Tres meses de multitudinarias protestas en el centro de Kiev, seguidas de violentos disturbios con más de un centenar de muertos, pusieron fin en febrero de 2014 a la presidencia de Víktor Yanukóvich, huido desde entonces a Rusia al igual que la mayoría de sus colaboradores más cercanos.

Poco después, una sublevación prorrusa en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Luganks dieron inicio a una guerra que según los últimos datos de la ONU, ha causado cerca de 7.000 muertos, entre civiles y combatientes.

Lea más: Por qué Moscú está en contra de la formación de un tribunal sobre el MH-117>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies