Cosas a las que no pueden renunciar los rusos ni en tiempos de crisis

TASS / Antón Butsenko
En los periodos de inestabilidad, los rusos están dispuestos a ahorrar en la compra, pero no en los restaurantes o en los viajes. Casi el 40 % de los rusos se ven obligados a ahorrar en todo, ya que su sueldo es insuficiente.

Más de la mitad de la población rusa se plantea ahorrar en algo y cómo hacerlo. El 51 % de los rusos han reducido gastos en su alimentación, sobre todo en productos como carne, queso, fruta o pescado.

Ropa y entretenimiento

“Mi marido es quien ha hecho siempre la compra”, comenta Elena, de 45 años. “Antes teníamos un presupuesto de 5000 rublos semanales para productos de alimentación y con eso era suficiente. Pero ya no nos lo podemos permitir y ahora tengo que ir yo a la tienda, porque mi marido no mira los precios”.

El 26 % de los rusos ha tenido que recortar gastos en ropa y el 16 % ahorra en las actividades de ocio y la compra de electrónica de consumo.

“Si antes la marca desempeñaba un papel crucial a la hora de escoger un producto, ahora es el precio”, comenta Aliona, consultora de compras en por Internet. “Ahora, cuando los clientes llaman, lo primero que mencionan es su presupuesto, antes solo hablaban del precio al final de la conversación”.

Los restaurantes y los viajes se mantienen

Solo el 13 % de los ciudadanos rusos han renunciado a la compra de productos de cosmética y perfumería, mientras que el 12 % ha recortado gastos en las salidas a restaurantes y en los viajes. Muchos rusos no han podido renunciar al placer de disfrutar de una buena comida fuera de casa.

“La crisis no se ha visto reflejada en el número de comensales ni en la cuenta media”, explica la cofundadora del club-restaurante Ribambelle, Oigul Musajanova. “En uno de nuestros establecimientos de clase premium la cuenta media sigue siendo de 2160 rublos, mientras que en otro de clase media es de 1450 rublos”.

Muchos rusos están dispuestos a ahorrar en las fiestas, pero no en la salud. “Nuestra familia este año habría renunciado a cualquier viaje si no fuera por el niño”, cuenta Marina Golubiova. “Fuimos al mar, a un balneario ruso y no quedamos satisfechos. Así que decidimos ahorrar en otras cosas la próxima vez, pero no en el descanso”.

Según una encuesta realizada por VTsIOM en junio de 2015, el 40 % de los rusos tiene previsto pasar el verano en casa. La razón principal son las dificultades económicas. El 26 % de la población prefiere pasar las vacaciones en la dacha, mientras que a un 11 % le gustaría visitar otras partes de Rusia y el 6 % quiere viajar al extranjero.

“Este año el turismo de interior se ha incrementado aproximadamente en un 30 %. Esto se debe a la caída del rublo, a la necesidad de obtener un visado para viajar al extranjero y al encarecimiento de los billetes de avión en los vuelos internacionales”, explica la consultora turística Olga Volkova. “Los destinos más populares son Crimea, el Krai de Krasnodar y Abjasia”.

En el turismo exterior lideran destinos como Turquía, Egipto y Grecia. Sin embargo, según aclara Volkova, “los turistas que van a estos destinos no son los mismos que en años anteriores, sino aquellos que este año no han podido permitirse viajar a España o a Italia”.

Sin descanso

Por otro lado, algunos rusos tienen cuestiones más importantes de las que ocuparse que el destino de sus vacaciones, la elección de un electrodoméstico o la salida a un restaurante, y es que el 39 % de los encuestados reconoce que no llega a fin de mes.

“Tuve a mi bebé en febrero de 2014 y tenía previsto quedarme en casa al menos hasta que cumpliera un año”, cuenta Yevguenia. “Pero cuando mi hija cumplió 5 meses tuve que volver al trabajo, porque el salario de mi marido no era suficiente; y eso a pesar de que se puso a trabajar de taxista también los fines de semana”.

Actualmente, casi uno de cada tres rusos se plantea buscar una fuente de ingresos adicional y tan solo el 13 % está satisfecho con su salario. Solo desde inicios de este año, según datos del servicio federal de estadísticas, los precios han subido en el país un 8,5 % y el Ministerio de Desarrollo Económico prevé que la inflación llegará casi al 12 % a finales de año.

Lea más: 

¿Por qué varias regiones rusas se enfrentan a la amenaza de bancarrota?>>>

La crisis provoca un aumento de las bodas en Rusia>>>

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.