Banco Central ruso suspende la compra de divisas por la volatilidad del rublo

El Banco Central de Rusia (BCR) anunció hoy la suspensión de la compra de divisas para sus reservas tras la brusca devaluación que ha sufrido en los últimos días el rublo, la mayor en los últimos cuatro meses.

El regulador ruso, que desde mediados de mayo compraba todos los días 200 millones de dólares, suspendió ayer la ampliación de sus reservas en divisas tras adquirir 160 millones de dólares.

La decisión "tiene que ver con la volatilidad en el mercado de divisas interior", informó el BCR en un comunicado.

La moneda nacional rusa, que cotizó en torno a los 55 rublos por dólar a lo largo de prácticamente todo el pasado junio, empezó a caer a mediados de este mes hasta superar ayer los 60 dólares por cada billete verde.

El desplome de los precios del petróleo, en primer lugar, pero también la crisis griega y la volatilidad en los mercados de capital han presionado a la baja al rublo.

La actual volatilidad en el mercado de divisas rusos está lejos, en cualquier caso, del pánico vivido a finales de diciembre del año pasado, cuando el rublo se derrumbó a niveles desconocidos desde la suspensión de pagos de 1998.

El 16 de diciembre de 2014, conocido ya como el "martes negro", la moneda rusa marcó mínimos históricos frente a las principales divisas internacionales y superó la barrera psicológica de los 100 rublos por euro en la bolsa moscovita.

Con todo, y aún tras recuperar cierta estabilidad en los últimos meses, el rublo ha perdido a día de hoy casi la mitad de su valor en comparación con el arranque de 2014, cuando se cambiaba a poco más de 30 rublos por dólar.

Las exportaciones de hidrocarburos generan cerca del 50 por ciento de los ingresos presupuestarios de Rusia, por lo que el desplome del precio del crudo, del que depende el del gas natural, tiene un impacto directo en su economía.

A la caída del precio del petróleo se suman las sanciones occidentales a Rusia por su postura en la crisis ucraniana, que han privado a Moscú no sólo de importantes fuentes de financiación, sino también del acceso a tecnologías para la industria extractiva de hidrocarburos.

La economía de Rusia, en recesión desde principios de este año, ha caído un 3,4 por ciento en la primera mitad de 2015, según el ministerio ruso de Economía. 

Lea más: ¿Por qué Rusia compra dólares para fortalecer el rublo?>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.