Medvedev por fin de sanciones mutuas con UE y por paz en Ucrania

El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, se pronunció hoy por el fin del intercambio de sanciones entre su país y la Unión Europea (UE), aunque estimó necesario una iniciativa en ese sentido del bloque comunitario. Al reunirse en Liubliana con su similar esloveno, Miroslav Tserar, Medvedev abogó por suspender las sanciones mutuas, después de las restricciones impuestas contra Rusia por su posición ante la crisis en Ucrania, donde en febrero de 2014 se produjo un golpe de estado.

El jefe de Gobierno también llamó a su par esloveno a continuar el diálogo energético, incluida la posible participación del país europeo en el nuevo proyecto de gasoducto Torrente Turco, pactado con Ankara para desplegarlo en el fondo del mar Negro.

Para esta ocasión, llevamos el gasoducto hasta un nudo en la frontera entre Turquía y Grecia. Dejamos en manos de la UE la decisión de llevar o no ese gasoducto hasta los consumidores del bloque, declaró el jefe de Gobierno ruso.

Moscú suspendió la construcción del gasoducto Torrente sur, el cual debió partir de un puerto ruso, atravesar el mar Negro, llegar a la costa de Rumania o Bulgaria, para luego dividirse. Una vertiente iría hacia Italia y la otra seguiría camino a Austria.

El propio Tserer se pronunció por el fin de la guerra de sanciones entre la UE y Rusia y prometió abogar a favor de ese paso dentro del bloque.

Ambos primeros ministros conversaron sobre las sanciones en el marco de la situación en Ucrania, cuyo gobierno golpista rechazó Moscú, mientras apoyó la soberanía de Crimea y la causa de la lucha de la población sublevada en el sureste ucraniano.

Lea más: La venta de rifles Kaláshnikov continúa en EE UU pese a las sanciones>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies