Vacaciones extremas

Shutterstock
El Extremo Oriente de Rusia ofrece un amplio abanico de oportunidades para los más aventureros. RBTH propone emular al presidente ruso y presenta los destinos más destacados de sus vacaciones documentadas.

Últimamente, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ocupado los titulares de todo el mundo con una serie de fotos en las que el mandatario, durante sus vacaciones, muestra su hombría esquiando, disparando a tigres, pescando o montando a caballo por los bosques rusos. Puede que Putin haya sido objeto de mofa en el extranjero por sus poses —sobre todo aquellas en las que sale con el torso desnudo—, pero las vacaciones al aire libre son la elección de muchos rusos.

Equitación y natación en Tuva

Foto: Ria Novosti / Dmitri Astájov

En una de sus más notorias campañas de marketing, Putin fue fotografiado a caballo y sin camiseta en medio de un espacio natural situado junto al pueblo de Kyzyl, en la remota República de Tuva, en Siberia. Las excursiones a caballo por Siberia son una forma excelente de conocer esta fascinante parte de Rusia, aunque quitarse la camiseta no es un requisito indispensable.

Los senderos de la orilla occidental del Baikal son tan variopintos como el terreno que les rodea: se puede cabalgar a trote ligero por la playa, atravesar la estepa, galopar por amplias praderas o recorrer los meandros que serpentean a través de las montañas en la sección central del lago.

De hecho, esta zona es conocida por sus lagos y por los arjaans, unas termas de agua caliente que se formaron junto a la frontera con Mongolia como resultado de unas fracturas en la corteza terrestre. Antiguamente, los chamanes solían enviar a la gente a estos arjaans, ya que los nutrientes y minerales de estas aguas termales tienen propiedades medicinales.

Pesca en Siberia

Foto: RIA Novosti/Alexei Nikolskiy

La pesca tiene fama de ser un deporte para 'hombres auténticos', de ahí que Putin también se subiera al carro para tratar de subir el listón: si creemos las fotografías, en 2013 el presidente ruso sacó del agua una enorme lucioperca de 21 kg en Siberia (República de Tuva). Esta actividad no solo se limita Tuva, ni tampoco a los meses de verano. A los rusos y a algunos extranjeros les encanta ir de pesca por todo el país, tanto si hace sol como si llueve, nieva o hiela (el vodka y los pepinillos son opcionales).

Avistamiento de tigres en el Extremo Oriente

Putin, que al parecer es un gran amante de los animales, decidió pagar una excursión a la reserva de Ussuri (en el Extremo Oriente ruso) para su siguiente campaña de marketing, donde los expertos le mostraron su labor de seguimiento del tigre del Amur (una especie en grave peligro de extinción). Después, el presidente no pudo dejar pasar la oportunidad de servir a la ciencia (o de hacerse una buena foto) disparando un tranquilizante a uno de estos tigres.

La región o el territorio de Primorie es uno de los pocos lugares de la tierra en los que se puede ver a este tigre en su hábitat natural. En el parque safari de Primorie, con una extensión aproximada de 63 kilómetros desde Vladivostok, viven tres tigres siberianos adultos. Teniendo en cuenta su tamaño, sus afiladas garras y su velocidad, uno se plantea la idoneidad de encontrarse cara a cara con estos desprotegidos tigres.

Esquí en Krásnaya Polyana

Foto: TASS/Kirill Umrikhin

Si usted viaja a Rusia en la temporada de invierno, no desespere: el país cuenta con numerosas ofertas para los aficionados a los deportes de invierno. Por qué no empezar por visitar las montañas para disfrutar de unas buenas pistas en Krásnaya Polyana, la estación de esquí de los Juegos Olímpicos de 2014 y otra de las zonas de recreo de Putin.

Explorar un barco hundido en un sumergible en el Golfo de Finlandia

Foto: Ria novosti / Antón Denísov

El buceo para ver peces exóticos en las Maldivas es cosa del pasado; en 2013, Putin se subió en el Sea Explorer 5 (un pequeño sumergible) para descender 60 metros hasta los restos de la fragata Oleg, que se hundió en 1869 en el Golfo de Finlandia. Aunque para muchas personas puede ser demasiado frío, hay varios centros de submarinismo dispuestos a acompañar a los pocos valientes que deseen sumergirse en las aguas heladas del Golfo de Finlandia, del lago Ladoga, del Baikal, del mar de Barents e incluso del mar de Japón.

Por supuesto, los trajes térmicos están incluidos. Y si esto no es lo suficientemente extremo para usted, siempre puede acudir a un operador turístico que le lleve de caza submarina.

Lea más: El secreto del estilo de Vladímir Putin>>>

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies