Líder chino expresa optimismo en Nuevo Banco de Desarrollo BRICS

El primer ministro de China, Li Keqiang, expresó su optimismo en que el Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS contribuya a la industrialización de los países en desarrollo y promueva conexiones globales. El líder chino elogió la inauguración del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) por considerarla un importante avance en la cooperación entre los países del BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica).

Éste es un gran progreso en la cooperación financiera entre naciones en desarrollo y economías emergentes, así como un complemento útil para el sistema financiero mundial, aseveró Li al reunirse en esta capital con el presidente de la nueva institución bancaria, K.V. Kamath, de la India.

El NBD, inaugurado el pasado 22 de julio en la ciudad china de Shanghai, pretende financiar proyectos de infraestructura, principalmente en las economías emergentes que conforman el BRICS.

De acuerdo con el primer ministro, este territorio está dispuesto a trabajar con otros socios para mejorar la estructura de gobernación y convertir al NBD en una entidad bancaria de desarrollo multilateral profesional, eficiente, transparente y ecológica del siglo XXI.

El NBD contará con un capital autorizado inicial de 100 mil millones de dólares y un capital suscrito inicial de 50 mil millones de dólares, compartidos equitativamente entre sus cinco fundadores.

En la cita celebrada anoche, Kamath dijo a Li que el NBD explotará el potencial de crecimiento económico y cooperación industrial entre países BRICS en una forma innovadora, para alcanzar el desarrollo común.

Li afirmó que la economía china registró un crecimiento del siete por ciento en el primer semestre de 2015 y que la nación vio además un aumento en el empleo e ingreso de las personas a pesar de diversos desafíos.

Atribuyó esos logros a la profundización de la reforma y el fomento del espíritu empresarial y la innovación masiva, el ajuste estructural que expande la demanda interna y a la atracción de una mayor inversión externa.

El Nuevo Banco de Desarrollo se suma al creciente número de instituciones multilaterales - incluido el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) - que trabajan para hacer frente a las enormes necesidades del mundo en esa esfera, según expertos.

Los mercados emergentes y los países de bajos ingresos encaran una brecha anual de entre 1 y 1,5 mil millones de dólares en gastos de infraestructura.

Lea más: Los tres grandes retos del Nuevo Banco de Desarrollo>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.