El pesquero "Adexe Primero" seguirá retenido hasta una decisión judicial

El pesquero español "Adexe Primero", interceptado por las autoridades rusas por presunta pesca ilegal en sus aguas en el Ártico, permanecerá retenido en el puerto de Murmansk hasta que se emita un dictamen judicial, informó hoy a Efe una portavoz rusa.

"La investigación preliminar ha concluido que el 'Adexe Primero' violó las normas de pesca en la zona económica exclusiva rusa, lo que constituye una falta administrativa", dijo Lilia Moroz, jefa de prensa del servicio de la guardia fronteriza de la región de Murmansk.

Agregó que el capitán del pesquero, el único miembro de la tripulación de ciudadanía española, solicitó el levantamiento bajo fianza del bloqueo de su barco, petición sobre la que las autoridades judiciales deben pronunciarse en un plazo de diez días.

Según la legislación rusa, la falta administrativa de la que se le acusa al "Adexe Primero" se sanciona con multas y, en casos graves, con la confiscación del barco.

El "Adexe Primero" fue interceptado el pasado día 16 por el servicio de guardacostas por pescar cangrejo presuntamente de manera ilegal en el mar de Barents, y obligado a poner rumbo a Murmansk, el principal puerto ruso en el Ártico, adonde llegó este lunes escoltado por el buque ruso "Tver".

Además del capitán español, la tripulación del pesquero está formada por 14 rusos, ocho ucranianos y tres moldavos, y todos ellos permanecen en el barco desde su llegada a Murmansk.

El "Adexe Primero" es un buque de 849 toneladas, construido en 1990.

Lea más: El pesquero español interceptado en Rusia llegará hoy a Murmansk>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies