Margallo e Ivanov apelan al diálogo como solución para la crisis en Ucrania

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, coincidió hoy en Madrid con el exministro ruso de Exteriores Igor Ivanov en la necesidad de fomentar el diálogo entre las principales potencias (EE.UU., Rusia y Unión Europea) para afrontar la crisis que azota a Ucrania.

Margallo e Ivanov, que también fue asesor del presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, participaron hoy en un coloquio organizado por el Foro Red de Casas del Ministerio de Exteriores en colaboración con EFE y moderado por el presidente de esta agencia mundial de noticias, José Antonio Vera, donde trataron diferentes cuestiones de actualidad internacional.

En relación con la crisis en Ucrania, Margallo declaró que "hay que respetar (los Acuerdos de) Minsk, no enturbiar la situación con los separatistas prorrusos de las dos regiones y resolver el tema de Crimea", que considera un "problema jurídico" cuya solución tiene que pasar por el Tribunal internacional de La Haya.

Para resolver esta situación, Margallo propuso además "buscar la compatibilidad" entre la Unión Económica Euroasiática y la asociación con la Unión Europea, algo que consideró "perfectamente posible".

Para lograr esa compatibilidad, el hecho de que Ucrania "pueda pertenecer a los dos bloques" constituiría "el primer paso" hacia una "zona de libre comercio entre la Unión Europea y Rusia".

Además, dijo que hay que "facilitar la entrada de Rusia en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)" tal y como se hizo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), así como ver formas de colaboración en las misiones de mantenimiento de la paz y, en definitiva, "restablecer el clima de confianza".

En este sentido, expresó la necesidad de "volver a romper el principio de que Rusia está segura cuanto más lejos tenga a sus potenciales adversarios" sustituyendo la mentalidad de "eliminar a los adversarios" para convertirlos en "socios".

Por su parte, Ivanov, quien habló de Ucrania como del país "del tránsito de gas a Europa", manifestó su deseo de que Ucrania, la Unión Europea y Rusia se sienten "a dialogar" para afrontar los problemas existentes.

Ivanov consideró que ha habido "un fracaso de todos: de Rusia y Europa" en la gestión de la crisis ucraniana, que ha generado en pleno siglo XXI a una Ucrania como "una nueva muralla de Berlín", en vez de como "un puente entre Este y Oeste".

Resaltó que, en este contexto, el pacto nuclear alcanzado recientemente por las potencias del grupo 5+1 con Irán, podría servir en este conflicto internacional como un "precedente" de acercamiento.

El ministro español también se pronunció sobre este pacto y sostuvo que "es mejor que no tener un acuerdo" y que "puede cambiar las reglas del juego en Oriente Medio".

En referencia al mismo, Ivanov dijo que "hoy es un éxito enorme para la comunidad internacional" haber llegado a este acuerdo y que no ve en él "ningún factor negativo".

También se mostró convencido de que no se puede aislar a Irán ya que "son ochenta millones de habitantes, un país pujante, con recursos e influencia regional. Si les aislas, buscarán ejercer su influencia a través de Hizbulá" u otros grupos radicales.

En cuanto al conflicto sirio, Ivanov criticó hoy la política de EE.UU. con respecto a líder sirio, Bachar el Asad, y agregó que ir contra él y derrocarlo puede llevar a ese país a la situación de Libia e Irak tras la caída de Muhamar el Gadafi y Sadam Husein.

"¿Cuál es el objetivo? No queremos salvar a Asad, sino el país y la estabilidad, porque sin Siria no se puede construir la seguridad en la región", dijo Ivanov, que fue ministro de Exteriores entre 1998 y 2004.

Asimismo, ambos ponentes coincidieron en la urgencia de unir esfuerzos para afrontar lo que el ruso calificó de "peligro real" internacional: el grupo yihadista Estado Islámico.

Lea más: García-Margallo cree Crimea deberá formar parte de arreglo a crisis ucraniana>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.