Acuerdan retirada de armamentos en zona de conflicto ucraniana

Representantes de Rusia, Ucrania y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) acordaron hoy la retirada de tanques y armamentos de menos de 100 milímetros de calibre de la línea de combate en el sureste ucraniano.

El presidente de la OSCE, Ivica Dacic, anunció que en la reunión del Grupo de Contacto de Minsk se pactó el mencionado repliegue, tanto por el ejército como por las fuerzas de autodefensa, que comenzaron a hacerlo ayer de forma unilateral.

Casi está consensuado un documento para su firma con detalles de cómo será el proceso de verificación, quién se encargará de ello y la descripción de todo el proceso, aclaró el funcionario.

La reunión en el capitalino hotel Presidente se realizaba mientras las fuerzas rebeldes en la región hullera del Donbass retiraban al menos cinco tanques y decenas de blindados a tres kilómetros de la línea de confrontación, sin esperar por un gesto similar de Kiev.

El equipo de combate de los insurgentes solo quedó concentrado en los puntos más tensos como en el norte de la autoproclamada república de Donetsk y cerca de la localidad de Debatseva, donde a principios de año se registraron intensos combates por su control.

Mientras, los grupos de autodefensa de la autoproclamada república de Lugansk se replegaron a lo largo de toda la línea del frente, excepto de la localidad de Schastia, indicó la televisión capitalina.

La región de Sherockina, escenario en su momento de duros combates, fue declarada de manera unilateral por los rebeldes como zona desmilitarizada, el día 1 de este mes.

El vicejefe de la OSCE en Ucrania, donde ese órgano mantiene un grupo de observadores, Alexander Hugh, confirmó hace dos semanas que las fuerzas de resistencia en Donetsk se retiraron completamente de esa localidad.

Ante los gestos de las autoridades de Donetsk y Lugansk, la primera reacción ayer del equipo del presidente Piotr Poroshenko fue la de acusar a las repúblicas rebeldes de simular un gesto de buena voluntad y de propaganda mediática, antes de prometer más ataques.

Esperamos que el gesto de esta jornada contribuya a impulsar el proceso de paz en Donbass, donde desde abril de 2014 perecieron al menos seis mil 500 personas, señaló Ivacic.

Lea más: La retirada de armamento pesado trata de salvar la tregua en Ucrania>>>

Publicado originalmente en prensa latina

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies