Reconocen antecedentes penales de grupo ultraderechista ucraniano

El nuevo gobernador de la occidental región de Zakarpatia, Guennadi Moskal, reconoció hoy la existencia de antecedentes penales en la mayoría de los miembros del movimiento neofascista Sector de Derecha (PS).

Moskal afirmó que el 80 por ciento de PS fue juzgado por dos y tres delitos, mientras consideró que la filial de esa agrupación ultraderechita en Zakarpatia no se subordina a la jefatura central desde hace más de año y medio.

El presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, nombró a Moskal como nuevo jefe de Zakarpatia, luego que PS llamó a sus 10 mil miembros, casi todos paramilitares, a demandar un cambio en la dirección de la occidental región y la renuncia del ministro del Interior.

Al menos tres personas murieron y 11 resultaron heridas el pasado día 11 en una escaramuza de Mukachevo, en Zakarpatia, entre voluntarios de PS y guardias de empresas privadas y la policía, a la cual le destruyeron tres patrullas con disparos de lanzagranadas.

De acuerdo con testigos, paramilitares de PS irrumpieron en un gimnasio que era controlado por un diputado de la Rada Suprema (parlamento unicameral) y exigieron un cambio de propietario.

Otra versión señala que el choque armado tuvo relación con una lucha por el control del contrabando fronterizo, sobre todo de cigarrillos, que deja réditos millonarios a los implicados.

Al respecto, Moskal consideró que si PS era un partido político, para nada era necesario que sus miembros se taparan el rostro.

El movimiento neofascista fue la fuerza de choque en las protestas violentas entre noviembre de 2013 y febrero de 2014 en esta capital que desembocaron en una ruptura constitucional y la salida por la fuerza del entonces presidente Viktor Yanukovich.

Tras la llegada al poder de fuerzas ultraderechistas, muchos de los integrantes del PS formaron parte de la recién creada Guardia Nacional y ayudaron en el aplastamiento de protestas contra el gobierno golpista en el sur y este de este estado.

Desde abril pasado, la Guardia Nacional participa junto al ejército en la operación de castigo contra la población sublevada en las surorientales regiones de Donetsk y Lugansk, con saldo de casi seis mil 500 muertos y más de 15 mil heridos, en su mayoría civiles.

Lea más: Condenado a 7 años de cárcel por intentar lanzar cóctel molotov contra Merkel>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies