Se cumple un año del derribo del vuelo MH17 en Donbass

298 personas perdieron la vida tras el derribo del Boeing-777 de Malasya Airlines, que viajaba de Amsterdam a Kuala Lumpur. La investigación internacional no ha terminado aún, mientras, Malasia y Holanda han solicitado al Consejo de Seguridad de la ONU la creación de un tribunal internacional.

El 15 de julio el Comité de Investigación de Rusia anunció que, según los datos disponibles,  el Boeing de Malaysia Airlines, había sido derribado cuando sobrevolaba Donbass por un misil aire-aire que no era de fabricación rusa.

“En lo que respecta a la versión prioritaria, tenemos datos, algunos de ellos basados en los resultados del examen pericial, que confirman que el avión fue derribado por un misil aire-aire. Es más, los expertos opinan que el tipo de misil ha sido identificado y que este no es de fabricación rusa”, declaraba a Interfax Vladímir Markin, representante oficial del Comité de Investigación.

Esta versión prioritaria también queda confirmada por las declaraciones de Evgueni Agápov, el principal testigo del CI en el caso del derribo del Boeing, según señala Markin.

Evgueni Agápov cumplía su servicio militar en las Fuerzas Aéreas de Ucrania como mecánico de armamento de aviación de la primera escuadrilla en la 299ª brigada de aviación táctica.

En diciembre de 2014, según declaraciones del CI, viajó voluntariamente a Rusia y comenzó a colaborar con la investigación. Durante un interrogatorio (el video se ha hecho público) Agápov informaba que el 17 de julio de 2014, el día de la catástrofe, después del mediodía despegaron tres aviones de asalto Su-25 de las Fuerzas Aéreas de Ucrania.

Dos aviones fueron derribados y uno volvió, pero sin los misiles aire-aire R-60 que llevaba antes del despegue. Según Agápov, cuando el capitán salió de la cabina dijo “me he equivocado de avión”, y más tarde dijo a sus compañeros que “el avión se encontraba en el lugar equivocado en el momento equivocado”. A la pregunta de los investigadores sobre las características técnicas para derribar un objetivo como el Boeing, el testigo declaró que los misiles R-60 son capaces de derribar un objetivo “a bastante distancia”.

Unafiltracióndelinforme

El miércoles 15 de julio, el canal de televisión estadounidense CNN difundió otra versión de los hechos, citando entre sus fuentes a la comisión holandesa de la investigación del derribo del Boeing.

Según las preliminares de los expertos de esa comisión, el avión fue derribado desde una posición terrestre y desde el territorio controlado por los sublevados. Los líderes de la República Popular de Donetsk han desmentido en el acto estas declaraciones.

“Nosotros no controlábamos esa zona. Aquello era un descontrol. No fue hasta unos tres meses después de la tragedia que pudo asegurarse que una parte controlaba una u otra población”, declaraba el 15 de julio a Interfax el portavoz de la República Popular de Donetsk Andréi Purguín.

Además, según la CNN, en el proyecto del informe holandés se indica que los expertos han establecido el tipo de misil, la trayectoria de su vuelo y la cronología de los acontecimientos minuto a minuto. También se culpa en arte a Malaysia Airlines, que a diferencia de otras aerolíneas, seguía sobrevolando la zona del conflicto militar.

Se espera que la versión final del informe se publique durante la primera quincena de octubre de 2015. Los expertos y funcionarios involucrados en la investigación se han negado a hacer comentarios a CNN. Por ahora el Kremlin tampoco ha querido comentar lo publicado por la cadena estadounidense.

¿De quién era el misil?

En Kiev también respaldan la versión de que el Boeing fuera derribado desde una posición terrestre. Sin embargo, el consorcio fabricante de misiles Almaz-Antéi, cuyos productos, en opinión de algunos líderes europeos, están relacionados con la catástrofe (el consorcio pasó a formar parte de la lista de sanciones de la UE), asegura que el Boeing solo pudo ser derribado por un misil antiaéreo 9М38М1 del sistema Buk-M1, que en Rusia dejó de fabricarse en 1999.

En junio de este año Almaz-Antéi presentó su propia investigación (en el que se muestra una maqueta con la recreación de la catástrofe). En el informe se declara que estos sistemas y misiles se encuentran en posesión de las Fuerzas Armadas de Ucrania y que el misil fue lanzado desde una zona controlada por las tropas ucranianas.

Los especialistas del consorcio aseguran que si el misil hubiera salido desde la localidad de Snezhnoye (una población controlada por los separatistas desde donde los expertos occidentales consideran que se disparó el misil contra el Boeing) la ubicación del avión derribado habría sido distinta.

Además, el pasado 14 de julio Malasia se dirigió al Consejo de Seguridad de la ONU con un proyecto para crear un tribunal internacional que investigue la catástrofe ocurrida en Donbass. Países Bajos ya había hecho anteriormente esta petición.

En el proyecto de resolución se señala que la creación del tribunal será una “efectiva garantía de independencia e imparcialidad en el proceso de rendición de cuentas”, informa TASS, y se califica el derribo del Boeing como “ una amenaza a la paz y seguridad mundiales”.

Mientras que en Rusia, la creación del tribunal internacional se considera una iniciativa "prematura" y "contraproducente", tal y como informó el servicio de prensa del Kremlin, tras la conversación telefónica mantenida entre el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte y el presidente ruso Vladimir Putin.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, también se mostró contrario a esta idea, ya que según dijo en el canal de televisión Rossiya 24, "dará lugar a algunas fricciones, que son absolutamente inútiles."

En la misma línea se mostró Serguéi Lavrov, que cargó contra el proyecto de resolución de la ONU "por calificar esta catástrofe como una amenaza a la paz y seguridad mundiales".

La postura de Rusia, recalcó Lavrov, es que primero debe concluir la investigación de la tragedia para después pensar en los mecanismos para castigar a los culpables.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies