Putin insta a acelerar investigación sobre la tragedia del avión malasio

El presidente ruso, Vladímir Putin, instó hoy a acelerar las investigaciones sobre la tragedia del Boeing malasio, derribado con 298 personas a bordo hace un año en el este de Ucrania.

En una conversación telefónica con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, Putin también consideró "prematuro" y "contraproducente" la posibilidad de que se cree un tribunal internacional para juzgar a los culpables del derribo.

Según un comunicado del Kremlin, en la conversación "se discutió sobre la marcha de las investigaciones del siniestro del Boeing el 17 de julio de 2014 en territorio de Ucrania, y se subrayó el interés mutuo en que se lleven a cabo de forma fructífera".

"Putin explicó con detalle la posición rusa sobre que es prematura y contraproducente la iniciativa de algunos países, incluida Holanda, de crear un tribunal internacional que juzgue a las personas responsables del derribo del avión malasio", agregó el comunicado.

Y "se subrayó que para adoptar una decisión sobre mecanismos judiciales y sobre el castigo de los culpables de este crimen es necesario activar el trabajo para que concluya la investigación internacional del caso, que debe ser exhaustiva, objetiva, independiente y multilateral".

El mandatario ruso también advirtió al jefe del Gobierno holandés en contra de que se filtren la prensa versiones "politizadas" sobre la investigación, que culpan a los rebeldes prorrusos.

Según una información publicada por CNN, los investigadores holandeses del accidente del vuelo MH17 responsabilizan a los rebeldes prorrusos de haberlo derribado.

Los medios holandeses se hacen hoy eco de esa información, que indica que el Consejo de Seguridad de Holanda, que dirige la investigación, ha distribuido su informe con esos datos a los organismos homólogos de los otros países que participan en las pesquisas, así como a la empresa aeronáutica Boeing, fabricante del aparato.

Lea más: Expertos rusos proponen versión del derribo del avión >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Lea más