Fuente: Alena Répkina
Fuente: Alena Répkina

5 maneras para viajar muy barato por el país más grande del mundo

Ya has llegado a Rusia y estás listo para hacer todo lo que tenías planeado, entonces comienzas a comprar los billetes y a sumar gastos y de repente sientes que el dinero se va muy rápido. Te damos algunas pistas para reducir costes durante tu viaje.
9 de marzo de 2017 John Wright, para RBTH

1. Utiliza el transporte público cuando sea posible

Fuente: Alena RépkinaFuente: Alena Répkina

Antes de gastar todo tu dinero en taxis tienes que saber que el transporte público funciona razonablemente bien en Rusia, incluso en las ciudades pequeñas.

Solamente hay que preguntar o hacerse entender para encontrar el camino.

2. Infórmate y compra una tarjeta de transporte

Fuente: Alena RépkinaFuente: Alena Répkina

En las ciudades más grandes hay varias opciones (metro o autobús, metro y autobús conjunto). Tómate tu tiempo para saber lo que cuestan las diferentes opciones y compáralas. Hay buenas opciones y merece la pena.

Un pequeño apunte de una persona local; la tarjeta "Troika", que funciona en el metro, autobuses, tranvías y trenes de corta distancia es indispensable en Moscú.

3. Utiliza alguna app para compartir el transporte

Fuente: Alena RépkinaFuente: Alena Répkina

BlaBlaCar es muy popular y realmente útil en Moscú y San Petersburgo. Es una herramienta ideal para viajes por la región de Moscú o al Anillo de Oro. No vayas a Rusia pensando que no se puede compartir transporte, que el único lugar en el que se puede usarlo es en un lugar conocido.

4. Vete a los museos cuando puedas

Fuente: Alena RépkinaFuente: Alena Répkina

“Habrá una fila larga, pero es gratis”, dice la joven escritora estadounidense Christina Rosivack, aunque hay ocasiones en las que la fila es tan larga que simplemente no merece la pena. ¿Realmente estás dispuesto a estar de pie varias horas en una cola ante el Hermitage para ahorrar un poco de dinero?

Pista para viajeros: Cuando vayas a San Petersburgo espera a que todo el mundo vaya al Hermitage cuando la entrada es gratis y aprovecha entonces para ir al Museo de Historia Política o al Museo de la Defensa y Sitio de Leningrado. Quizá suenen demasiado específico, pero son muy buenos lugares para aprender. La entrada es muy barata e irás cuando no haya mucha gente.

5. Oriéntate de verdad en la ciudad

Fuente: Alena RépkinaFuente: Alena Répkina

El Hermitage es maravilloso y el Museo de Arte Moderno de Moscú me dejó impresionado, aunque fui allí pensando en que no necesitaba ver mucho arte moderno. Aparte de eso, cualquier día claro es una oportunidad para hacer una ruta propia por cualquier ciudad de Rusia.

Puedes intentar algo así. Caminar durante todo el día. Apunta el nombre de algunas iglesias. Cuando te sientes frente a ellas, infórmate, lee algo sobre ellas. Sigue caminando y cuando veas un pequeño museo en una calle oscura vete y trata de que te expliquen algo.

Atento a las dimensiones de los parques y anota las fuentes que haya, qué cosas son las que los locales ven sin darse cuenta. Recuerda marcar esto en tu mapa y repásalo para saber qué has visto a lo largo del día.

Ahora vete al lugar más alto que puedas en esa parte de la ciudad, en San Petersburgo es recomendable la catedral de San Isaac y trata de encontrar las cosas que has apuntado en el mapa. No es tan fácil como parece y te ayudará a conocer mejor la ciudad.

Lea más:

Cómo sobrevivir en un tren ruso

6 hermosas razones para viajar por el Anillo de Oro de Rusia

+
Síguenos en nuestra página de Facebook